Categorías
Guías de viaje de países Turkmenistán

GUÍA para VIAJAR a TURKMENISTÁN: qué visitar

Te presentamos una guía para viajar a Turkmenistán, un país desconocido y que tuvimos la oportunidad de recorrerlo.

Viajar a Turkmenistán no es fácil. Al igual que Corea del Norte, uno de los países del mundo más reacios a recibir turistas y del que menos se sabe, debido a su régimen de gobierno dictatorial que se encarga de que nada trascienda puertas afuera.

De hecho, para viajar a Turkmenistán hay que hacerlo con un guía autorizado por el gobierno, que te cobrará mínimo de 30 a 50 dólares por día más los gastos de hotel y comida en que incurra. La otra opción, como hicimos nosotros, es a través de un visa de tránsito, con el problema de los escasos días que te dan para entrar y salir del país.

Nosotros atravesamos el país de norte a sur, el 90 por ciento del trayecto a dedo sin ningún problema. Pese a su férreo gobierno, la gente turkmena nos pareció una de las más hospitalarias de todo el viaje. No tardamos más de diez minutos en que alguien nos levante; el primer día un chico nos ofreció alojamiento gratis en su casa de Dashogus y junto con sus amigos nos prepararon la comida típica del país; en Ashgabat un chico joven nos ayudó a encontrar hotel y donde cambiar dinero.

Eso sumado a mucha otra gente que con sus pequeñas ayudas o detalles, da como resultado un sitio hospitalario, muy parecido a lo que uno se puede encontrar en Irán.

1) Visados para viajar a Turkmenistán

Si quieres viajar a Turkmenistán como turista existen dos opciones: hacerlo con un guía oficial, cosa que es muy caro, o tramitar una visa de transito cuya duración máxima es de cinco días y debes estar precisamente «en tránsito» hacia otro país (en nuestro caso atravesamos Turkmenistán desde Uzbekistán a Irán).

La aplicación de la visa la hicimos en la embajada del país en Dushanbe. El precio del visado es de 55 USD para una estancia máxima de 5 días y se debe esperar una semana desde la aplicación hasta la recogida.

El visado de Turkmenistán tiene fecha cierta de entrada y salida. Esto no quiere decir que debes entrar y salir del país en la fecha que este fijada en la visa, sino que puedes ingresar o egresar dentro del rango de fecha de entrada y salida plasmado en el visado.

A su vez si accedes al país por tierra, al momento de solicitar el visado, debes consignar porqué paso fronterizo entrarás y saldrás de Turkmenistán, sin posibilidad luego de realizar un cambio.

En la frontera debes pagar una especie de «tasa de entrada» de 12 dolares por persona. Nunca te aclararán sobre que fines tiene lo que estás pagando. Sólo te dirán bienvenidos a Turkmenistán.

Puedes ver los visados de Asia Central en el siguiente artículo.

2) Mejor época para viajar a Turkmenistán

Es un país con un clima continental, con fuertes variaciones de temperatura entre el invierno y el verano. La mejor época para viajar a Turkmenistán es entre abril a junio, y septiembre-octubre. De visitarse entre noviembre a marzo podés encontrarte con mucho frío (temperaturas menores a 0 grados), y si lo hacés en julio y agosto con muchísimo calor (temperaturas mayores a 40 grados).

– Contrata un seguro de viaje para tu tranquilidad

Échale un ojo a estos consejos para elegir el mejor seguro de viaje (actualizado al 2021) según el tipo de viajero que seas y, además, te ayudará a despejar las dudas más comunes. ¡Viaja tranquilo!

3) Idioma

El idioma oficial es el turkmeno, aunque mucha gente habla ruso. La gente joven tiene un buen nivel de inglés, que lo enseñan en los colegios.

4) Cuestiones monetarias

La moneda es el manat. El tipo de cambio oficial es 1 euro = 4,28 manat, 1 dólar = 3,5 manat.

Los tipos de cambio son fijos, así que no importas donde cambies, ya que el ratio será siempre el mismo. En Ashgabat tuvimos muchos problemas para encontrar un lugar donde cambiar dinero, de hecho los bancos no cambian dinero a los turistas. La única alternativa aquí son los locales de Western Unión.

Precio medio en el país= 40 euros por día por persona. Este precio incluye alojamiento en habitación doble, con baño privado o compartido, transporte al cráter de Darvaza y comidas, que generalmente comprábamos en supermercados o íbamos a los restaurantes del bazar que se come muy barato.

No está incluido el transporte entre ciudades, ya que hicimos el trayecto a dedo, por lo que incluso la cifra podría ser más elevada. Sí, viajar a Turkmenistán es muy caro para el turista.

5) Nuestro recorrido en Turkmenistán

Nuestra estancia en el país fue de 4 días, casi lo máximo que permitía el visado de tránsito. Sin embargo tuvimos tiempo para ver tanto Konye-Urgench, como el cráter de Darvaza y Ashgabat.

Dashogus [A]. Ciudad que sólo utilizamos para dormir la primer noche luego de cruzar el paso fronterizo desde Uzbekistán.

Konye-Urgench [B]. Mezquitas y mausoleos del siglo XII y XIII, similares en arquitectura a lo que puede verse en Uzbekistán y una parada muy importante en lo que fuera la Ruta de la Seda. Nosotros sólo estuvimos una mañana de camino al cráter de Darvaza y lo vimos desde afuera.

Cráter de Darvaza [C]. Hoy sólo quedan algunas casas de té, de lo que fue el antiguo pueblo en el corazón del desierto de Karakum. Lo que vale la pena aquí es el enorme cráter de gas al aire libre, llamado «Las puertas del infierno», a 8 kilómetros desierto adentro desde la carretera.

Ashgabat [D]. Capital de país y ciudad que desborda de lujos innecesarios. Estatuas de oro del anterior presidente, edificios públicos hechos de mármol y policías en todas las esquinas del centro.

6) Transporte para viajar por Turkmenistán

Para trasladarse entre ciudades, existen:

Shared taxis, más caros que las marshrutka, aunque con mayor frecuencia.

Marshrutka, tipo van con 15 asientos, comunes en los trayectos hacia o desde la capital Ashgabat.

Buses, sólo unos pocos, con horarios muy reducidos.

Trenes, son lentos y conectan la capital con Turkmenbashi, Turkmenabat y Mary. La ventaja es que son muy económicos.

Aviones, muy utilizados por la gente local en los trayectos hacia o desde la capital. Se pueden conseguir precios asequibles.

Nosotros hicimos todos los trayectos a dedo y no tardamos más de diez minutos en que nos levanten. Sí, hacer dedo en Turkmenistán es muy fácil.

Los únicos trayectos que pagamos fueron:

Frontera con Uzbekistán a Dashogus: taxi, 10 manats (€ 2,60), 20 kilómetros, 20 minutos de trayecto.

Dashogus a Konye-Urgench: marshrutka, 4,50 manats (€ 1,20), 95 kilómetros, dos horas de trayecto.

Checkpoint de Turkmenistán hasta frontera con Irán: existe un trayecto de unos 25 kilómetros donde sólo se puede ir en un bus oficial, hasta llegar a la frontera con Irán. Para esto, se puede tomar el bus 16 desde el centro de Ashgabat y luego hacer dedo por unos 5 kilómetros. Una vez que llegues al checkpoint, habrá control de pasaporte y te estará esperando el bus para transitar los 25 kilómetros hasta la frontera oficial con Irán. El precio oficial es 10 manat por persona, pero a los turistas le quieren cobrar 20 manats. ¡Ponte firme y paga solo 10!

7) Alojamiento en Turkmenistán

El precio de los alojamientos para turistas es muy caro, con una relación calidad-precio baja. Los locales pagan tarifas un 80% menor a lo que pagan los extranjeros.

Los hoteles, el menos en Ashgabat, se deben pagar en dólares (ni euros ni manats) y muchos de estos no aceptan alojar turistas. Lo absurdo es que si pagas en dólares y te tienen que dar vuelto, te lo darán en manats. El precio suele ser redondo, 50 dólares por ejemplo, así que intenta tener billetes de esa cantidad o cambio.

En caso de tener visado de tránsito no es obligatorio registrarte ni en los hoteles ni en la policía.

Cabe recordar que no está permitido hacer couchsurfing en el país. Booking actualmente tiene muy pocas opciones de alojamiento en el país, así que no queda otra que rebuscarsela uno mismo sino vas a viajar con un tour.

Estos son los alojamientos donde estuvimos en cada ciudad, en todos los casos habitación doble, con o sin baño privado. Incluiremos los precios en la moneda en la que lo hemos negociado primero (dólares o manat).

➪ Dashogus. Nos alojamos gratis en lo de un chico que nos acompaño a buscar hotel y luego nos invitó a dormir en su casa. Hay una opción a la entrada del pueblo que es el Hotel Dashogus, que nos pidió 100 manats la habitación doble (€ 28).

➪ Cráter de Darvaza. Como aquí ya no hay pueblo, hay que preguntar a las chaikhanas (casas de té) que hay sobre la carretera para alojarse. Nosotros pagamos 10 dólares para dormir en el suelo de una habitación con una colchoneta. Aquí mismo puedes arreglar el transporte para el cráter de Darvaza.

➪ Ashgabat. Despúes de dar muchas vueltas y preguntar en varios sitios, nos alojamos en el hotel Dayhan, donde pagamos 40 dólares (€ 35) la habitación doble básica con baño pero sin internet.

Bueno, sí, olvidate de internet en tu paso por Turkmenistán que los accesos a las principales redes sociales están capadas y sólo accesibles vía VPN.

8) Comidas

Como bien comentamos en la Guía Introductoria para viajar a Asia Central, esta no es tierra de vegetariano, dado que la mayoría de las comidas son a base de carne.

La comida en Turkmenistán no es tan barata como en el resto de Asia Central, aunque logramos tener un precio medio de 11 euros al día los dos. Tener en cuenta que nosotros no comemos en restaurantes, lo que podría acrecentar este monto. Si el pueblo tiene bazares, lo mejor es comer dentro de ellos, hay mucha variedad de comida, abundante y barata. En otros sitios, hemos comido de «magazins» donde adquiríamos pan, salame, queso, chocolate y gaseosa.

La comida es bastante similar al resto de países de Asia Central, pero sobre todo abundaban las samosas de carne (empanadas, algunas con demasiada cebolla, pero en general muy ricas), mantus (en lugar de mantis, son los dumplings o empanadas hervidas, normalmente en porción de 5), y el plato estrella del país, el palov (contiene arroz, zanahoria y carne). Siempre se acompaña el té para comer.

9) ¿Que hay para ver en Turkmenistán?

Actualmente, Turkmenistán posee una de las economías más fuertes de Asia Central, debido a sus enormes reservas de gas y petróleo. Estas reservas se encuentran en el desierto, que cubre más del 80% de su territorio. Producto de esta bonanza económica, en su capital Ashgabat, la mayoría de los edificios públicos han sido construidos en mármol blanco.

Muchas de sus leyes parecen, al menos curiosas, como la prohibición de fumar en la vía publica con severas multas en caso de hacerlo.

Su anterior presidente, el dictador Nizayov, en ejercicio del poder durante más de 20 años, ha hecho un culto hacia su persona, instalando en la capital muchísimas estatuas suyas realizadas en oro y haciéndose llamar Turkmenbashi, «el líder de los turkmenos».

Entre algunas de sus leyes irrisorias, se encuentran: *el cambio de los nombres de los días de la semana por los de los de su familia, *la prohibición de escuchar música en los coches y *la lectura obligada de su libro Ruhnama, «el libro del alma», en las escuelas. Este libro también tiene su enorme monumento en la plaza Independencia en Ashgabat. ¡Increíble!

Si bien el actual presidente Berdymukhamedov abolió algunas de esas leyes, hoy en día se mantiene este gobierno pseudo-democrático, con una adoración hacia la figura del presidente, canales de televisión únicamente oficialistas, bloqueo de las redes sociales y una fuerte custodia policial a los edificios públicos.

Pese a todo esto, y de acuerdo a lo que hemos hablado con los turkmenos, la gente está muy agradecida al actual y anterior presidente, ya que según ellos los ha sacado de la pobreza para transformarlos en un país rico. De hecho, tienen tantas riquezas naturales que el gobierno provee de gas, agua y luz gratis a los habitantes del país.

Comencemos con los sitios que hemos visitado nosotros, aunque es de mencionar también que MERV es otro de los musts si se visita Turkmenistán.

Konye-Urgench, la vieja cuna del islamismo 

La ciudad tuvo su esplendor durante los siglos XII a XII, bajo las dinastías de los Khorezm, llegando a ser el corazón del islamismo. Luego fue perdiendo su importancia cuando la tomaron los Timúridas, quienes la consideraban una competencia de su capital Samarcanda.

Hoy en día quedan de aquella época minaretes, y mausoleos, muy similares en su arquitectura y decoración a los que pueden verse en Uzbekistán, pero claro a menor escala. Así y todo, este complejo arqueológico es Patrimonio de la Humanidad.

Estos se encuentran a la salida de la ciudad, sobre la ruta principal. Se pueden observar desde fuera gratis, pero si se quiere entrar en su interior hay que pagar entrada. Nosotros los vimos en una hora, para luego seguir camino dirección al desierto de Karakum, donde pasamos la noche muy cerca del cráter de Darvaza.

Cráter de Darvaza, las puertas del infierno

El impresionante cráter de Darvaza, conocido como las Puertas del Infierno, se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de Asia Central y lo mejor para ver en Turkmenistán.

Cuenta la historia que a finales de la década del 60, los geólogos del gobierno de la ex-URSS realizaron exploraciones en el medio del desierto de Karakum. Lo inesperado ocurrió cuando perforaron sin saberlo una cueva repleta de gas natural que produjo en forma inmediata un enorme cráter que hizo desaparecer el campamento montado. Para que las emanaciones del gas no se propagara hasta las poblaciones cercanas, decidieron prenderlo fuego para que se consumiera en sí mismo y desapareciera.

Hoy en día, después de más de 50 años de producido aquel accidente, el cráter sigue ardiendo. Es un espectáculo realmente impresionante, sobre todo cuando empieza a oscurecer y las llamas se reflejan en el enorme desierto. El calor que sale es abrazador con un fuerte olor a gas en la atmósfera. Si bien antes de ir suponíamos que nos iba a impactar, en vivo es mucho más de lo que uno piensa. El cráter es realmente muy grande.

Visto así no parece tan grande el cráter…
…pero comparenlo con la camioneta que hay a la derecha…
…o la persona que está parada en el borde del crater.

¿Cómo llegar al Cráter de Darvaza?

Se puede ir caminando, aunque lleva tiempo, en una excursión precontratada o en un taxi que se contrata en las casas de té de Darvaza.

Ir caminando es posible. Muchos, en las casas de té, te dirán que yendo derecho desde allí llegás al cráter, pero eso significaría meterte a hacer mínimo 7 kilómetros entre dunas. La opción más «segura» es seguir por la ruta principal, desde las casas de té en dirección a Ashgabat, cruzar un puente con las vías férreas por debajo, y a la altura de un cartel que dice «Derweze Etraby» o que anuncia la entrada a la estación de trenes de Içoguz, tomar el camino que sale a la izquierda desde la carretera principal. Se sale a un camino de arena que luego se bifurca varias veces. De encontrarse con esas bifurcaciones, tomar el camino de la izquierda (aunque tampoco es seguro que sea así).

¿Dónde alojarse en el Cráter de Darvaza?

Para alojarse aquí hay dos opciones,
1) pasar la noche cerca del cráter si se trae carpa y regresar al día siguiente a la carretera caminando los 8 kilómetros entre dunas o,
2) dormir en alguna de las casas de té que quedan sobre la carretera y arreglar con ellos el transporte ida y vuelta al cráter.

Nosotros hicimos la opción número 2, y el transporte ida y vuelta con espera en un VAN estilo rusa nos costó 30 dólares, regateando a más no poder y averiguando en varias casas de té de la zona (que se encuentran a 1 kilómetro de distancia cada una, así que tampoco es plan de andar con las mochilas y calor averiguando demasiado).

Ashgabat, la ciudad de los «elefantes» blancos

¡Qué decir de esta capital! Primero para desmitificar un poco, al contrario a lo que todos creen, la ciudad sí está muy congestionada de coches y tiene un continuo movimiento de personas. No es cómo sale en todos los vídeos donde no se ve a nadie por la calle.

Este mundo surrealista sólo ocurre donde se encuentran los míticos edificios públicos blancos de mármol como la casa de gobierno y la mayoría de los ministerios, junto a la plaza Independencia.

Allí si hay una fuerte custodia militar en cada esquina, el tránsito está totalmente restringido y caminarás sólo por la calle, con la atenta mirada de los policías de acompañamiento. En este sector está sumamente prohibido hacer fotografías de los edificios, por lo que hay que buscar algún rinconcito para hacerse el distraído y capturar alguna imagen. Pareciera como si en ese emplazamiento comenzará una nueva ciudad, más parecida al lujo de un palacete francés.

Eso sí, verás por todos lados las imágenes y estatuas bañadas en oro del anterior presidente turkmeno, Nizayov, que sale, cual súper héroe, con una gran capa sobre sus hombros. El culto a sí mismo, fue una marca registrada de su gobierno.

Lo que aún perdura de su época es la prohibición de fumar en la vía pública. Sí, estás avisado, no lo intentes porqué te podrán caer severas multas, tanto si sos turista como local. Esta ley no es que permitió un descenso brusco en la cantidad de fumadores en el país, sino que lo que hacen quienes viven allí es juntarse a fumar en la casa de alguno.

Más alejado del centro está el barrio futurista de Berzengi. Sobre la avenida Turkmenbasi, hay un desfile de «elefantes blancos» con la bandera turkmena en lo más alto. Sí, edificios de mármol blanco, uno al lado del otro, todos públicos.

Cerca de estos se está construyendo un enorme predio olímpico, que podría ser el sueño de cualquier país de primer mundo. El poder del petróleo lo puede todo…

Para terminar con esta parte casi bizarra, en el parque Independencia, se encuentra la estatua de el libro del alma que mencionamos anteriormente, llamado Ruhnama. Escrito por el mismísimo Nizayov, trataba de ser una guía espiritual y moral para los habitantes del país. De hecho, fue de lectura obligada para todos los alumnos de las escuelas y las universidades y el mismo Nizayov decía que quién leyera su libro se volvería más inteligente y además iría al paraíso. ¡Un pirado total!

Pensamos encontrar un país que, debido a su régimen dictatorial de gobierno, la gente viva frustrada, sin libertades y triste. Sin embargo, en la mayoría de los casos, encontramos un total respaldo a su actual y pasado presidente, algo decían que los enorgullece.

Quizás no conozcan otra forma de gobierno o quizás ya se sientan conformes con lo que tienen. Por ahora, el poder del petróleo los hace sentir más ricos. El problema pasará cuando se comiencen a acabar los petrodólares. Ahí quizás sepan que lo que vivieron todos estos años era sólo una fantasía.

Más allá de esto, la gente turkmena mantendrá en su sangre su hospitalidad, aquella que disfrutamos por apenas cuatro días. Gente que nos alojó desinteresadamente, que nos han dado un regalito pequeño, que nos llevaron kilómetros y kilómetros, que nos invitaron a recorrer su empresa y tomar un té. Esto si será el mayor recuerdo que nos llevemos del país.

Guardáte el artículo en Pinterest para volver a leerlo más tarde

¿Te gustó nuestra guía para viajar a Turkmenistán? ¡Puedes dejarnos tu comentario y estaremos felices de que lo compartas en las redes sociales!

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Juan

¡Hola, soy Juan! Soy apasionado por el fútbol y deportista ocasional. Bebo mates desde que tengo uso de razón. Me gusta estar informado de la política y economía global y de mi país, Argentina, el cual añoro. Me encanta conocer las culturas y paisajes del mundo y, como buen contador, planificar los viajes con anticipación, sobre todo en los itinerarios a realizar, el tiempo que va a hacer (dicen que soy el chico del tiempo) y los costes aproximados.

Ver el archivo

22 respuestas a «GUÍA para VIAJAR a TURKMENISTÁN: qué visitar»

Hola a todos. Vivimos en el Pais Vasco y en Marzo de 2020 saldremos de casa para recorrer Grecia, Turquía, Irán, Turkmenistan, Uzbequistán, Kirgistan y una parte de China. Veo que para entrar en Turkmenistán hay problemas pero a éso añadir que nosotros hacemos el viaje en autocaravana. Intentaremos hacer el visado de tránsito para ir a Uzbekistán. Nuestra duda es, Tenemos que sacar otro visado de tránsito en Turkmenistán a la vuelta hacia Irán?? Tenemos un montón de dudas e intentaremos ir planteándolas poco a poco. Eskerrik, Gracias.

Hola Joseba, cómo estás! envidia de viajecito! A ver, problema de hacer todo el viaje en autocaravana no van a tener. El problema es China. No sé si saben que no se puede entrar en coche propio al país… o en realidad sí se puede aunque pagando un cánon de 9000 dólares (que puede ser compartido con otros coches) pero todos tienen que ir juntitos y no se pueden separar. Además, hay que llevar un guía. En cuanto a Turkmenistán, si la idea es ir y volver, pues sí, tendrán que pagar el visado las dos veces que pasen por ahí. Nosotros en Tayikistán, haciendo el Pamir, conocimos unos alemanes que estaban viajando en unos jeep y en esa frontera justamente (entrando a TK desde Irán) les hicieron vaciar el vehículo (y el pibe viajaba con todo hecho un caos… jaja). Pero no tuvieron más problemas que pérdida de tiempo. Quizás les convendría averiguar qué les conviene hacer a la vuelta: si volver a pagar visado de TK más Irán más Turquía? o directamente volver por Rusia pagando ese visado y de paso conocen otra cosa? ¡Saludos!!! Y lo que quieran, acá estamos en lo que podamos ayudar.

Hola gracias por tu respuesta. Entiendo que si entro a Turkmenistan por Irán luego vamos a Uzbekistán y volvemos a Irán por Turkmenistan tenemos que pagar el visado de ir y volver por Turkmenistan?. Queríamos aprovechar que al ir hasta Irán podíamos visitar otros paises cercanos pero veo que es complicado. Pensaremos otra ruta. Si tienes alguna idea nos gustaría que nos la hicieses llegar. En Rusia ya hemos estado y la recorrimos hasta entrar a Mongolia y no nos gustó mucho así que Rusia como dice mi mujer «ni pa dios». Bueno seguiremos en contacto, un saludo.

Hola Joseba… y, muchas alternativas no tenés. La porción de Rusia que tendrían que atravesar es muy pequeña, tienen una gran parte de Kazajistán (aunque es algo desértica) y luego entrarían en otros países de Europa del Este. De volver por el mismo sitio, sí, necesitan pagar de nuevo por el visado en tránsito de Turkmenistán. El primer visado en tránsito se lo darán por 3-5 días y es válido para sólo esos 3 o 5 días y unas determinadas fronteras (aunque acá está actualizado, pasen a leer el artículo de visados para Asia Central). Lo bueno es que a la ida pueden hacer una de las rutas del país y a la vuelta la otra. A la ida pueden hacer el sur de Irán por ejemplo que es más caluroso (y a la vuelta pueden bordear el mar negro que es más fresco y quizás les pille los meses en los que el sur del país es más agobiante). O sea, vayan dejándose para hacer alguna otra ruta luego para que el regreso no sea sólo volver sino también recorrer cosas nuevas e interesantes. Pero otra ruta no tienen. Pensaba (y cruzaba los dedos) que como me preguntaban de China que hubiera cambiado algo… y que ahora se pueda entrar con vehículo propio, pero parece que no. Sino, otra que hacen muchos es ya entrar en Pakistán con escolta, después pasear por la zona más trankila del país, viajar por India… pero eso ya es alejarse. Y tampoco hay otra forma de volver. Otra idea es que crucen desde Kazajistán a Azerbaiyan en el barco que cruza el Mar Caspio una vez por semana (creo los miércoles) por si no quieren volver por Rusia ni quieren pagar nuevamente visado para Turkmenistán e Irán. Y allí podrían ver los países del Cáucaso. ¡Saludos!

Hola chicos! felicidades por el blog, esta siendo super práctico para montar mi próxima aventura.
Del visado de tránsito para Turkmenistan tengo una duda, cual es la vigencia del visado desde que te lo conceden? nosotros iremos en moto desde Barcelona a Kirguistán y como ahora es posible enviar la documentación por correo a la embajada, o eso he escuchado, lo estamos haciendo con antelación para tener alternativas si nos lo deniegan.
Muchas gracias y enhorabuena

Hola Margarita,

La verdad que desconozco si hay un «plazo de vigencia previo» porque al final a vos te lo dan por 3 o 5 días específicos de entrada y salida. En general, la anticipación para realizar un visado, no puede ser superior a los 3 meses y en este caso, tampoco te conviene porque al ser días específicos, no te condiciona el apurarte o ir más lento para llegar. Tenemos amigos que haciendo la ruta en contrario a nosotros (cruzando de sur a norte) lo han hecho en Teherán sin mayores problemas. Quizás les convenga empezarla ahí, irse a recorrer el país hacia el sur y volver a buscarla unos días después. No sé, una idea. Fijense en Caravanistan cómo es hacer el visado de Turkmenistán en la capital iraní.

Un saludo y buen viajeee! 🙂

Hola ambas, yo en enero de este año (27/28) por caravanistan me ofrecieron varias personas el hecho de irme a buscar al aeropuerto a las 3 de la mañana, llevarme al hotel, a recorrer Ashgabat,al cráter ese día, dormir ahí y a la mañana siguiente volver para comer y llevarme de nuevo al aeropuerto para volver, todo eso porque les dije que no contaba con mucha plata (durante diciembre y enero hice Japón China Korea Mongolia y Rusia) y hacer todo con el visado en 2 días me salía casi 600 dólares, pero me cancelaron el aéreo de Estambul a Ashgabat mientras estaba en el transmongoliano y no lo pude hacer.
Muy bueno el blog, recién lo conocí

Hola Thomas, gracias por escribirnos. Al entrar y salir por el aeropuerto a Turkmenistán, tu visado era de «turista» entiendo. 600 dólares es bastante para sólo dos días en el país, pero bueno, teniendo en cuenta que tenías poco tiempo, tenías en mente algo para hacer específico y demás, pues por ahí te merecía la pena. ¡Un saludo!

Muy bueno. Llegué buscando info a partir del documental El otro turismo, dado que en uno de los capítulos muestran el país. Creí que era mas dificil entrar como turista.

Hola Nicolás, muchas gracias por tu comentario 🙂

No es tan difícil, pero tampoco tan fácil. Conocemos muchos viajeros a los que le han rechazado la visa de tránsito a Turkmenistán sin motivo aparente. Pero sí es cierto que una vez que estás dentro, no deberías tener mayores problemas mientras cumplas con los plazos que tenés para entrar y salir. 🙂

¡Saludos!

Hola Flor y Juan! este articulo es IMPECABLE! la verdad… es tan claro, tan sintético y a su vez muy informativo. Me gustaría tener su capacidad de síntesis a la hora de comunicar o contar algo. Es interesante que su experiencia con los turcomanos haya sido buena. Mucha gente pasó situaciones desagradables en Turkmenistán. Pero, afortunadamente, mucha gente tuvo una buena experiencia también. En fin, excelente el articulo, gracias por compartirlo!!!

Hola Pablo! Muchas gracias por el comentario en el blog. Como verás venimos un poco atrasados contestando 😉
Por suerte nosotros hemos recibido mucha buena onda por parte de los turkmenos (excepto si estaban haciendo negocio – un poco reacios al regateo, jeje). Pero tenemos más anécdotas así… ya te contaremos 😉
Un saludo!

Hola!! muy lindo el blog 🙂 buscando info sobre el visado llegué acá, pero mi situación es que quiero sacar un pasaje de BKK A PARÍS y hace escala en Turkmenistan, saben si es necesario hacer la visa de transito? yo no saldría del aeropuerto!
Muchas graciass

Hola Luchippa, que vuelo tan raro, siendo Turkmenistán un país tan hermético que haya una aerolínea que haga escala ahí! Jeje…
En fin, no tengo ni idea… lo que podés hacer es fijarte en la página de Caravanistán, en la parte de visados y si no en el foro que ellos tienen. En el caso de que a nadie allí le haya pasado, siempre podés abrir un «thread» en el foro que seguro que el Admin le hace seguimiento.

Un saludo!

Gracias amigo. Me ha sido muy util tu información sobre este extraño país. Estoy preparando un viaje des de Barcelona a Pekin en un coche y quiero hacer el trayecto almcontrario del tuyo. Des de Iran a Ubekiztan. Pienso pedir un visado de transito de cinco dias. A ver simtengo suerte.
Un abrazo,
Jordi.

Hola Jordi, me alegro un montón que te esté sirviendo la info. Hay mucha gente viajando en su propio vehículo por Asia Central (principalmente motos y bicis jaja) pero también encontramos algunos alemanes en camioneta. De hecho en Turkmenistán le revisaron hasta los tornillos. ¡Jaja! Pero los dejaron pasar.

Un dato para que averigües o tengas en cuenta, por si no te fijaste antes. Viajar con tu propio coche en China parece que no es tan fácil. Dicen que hay que pagar mucho dinero, llevar un guía chino y no sé qué más. Hay grupos que se juntan para pagar ese dinero entre todos. Nada, por si todavía no lo habías visto, que lo chequees!

Un saludo y mucha suerte en ese pedazo de viaje! 🙂
Flor

Si. Pienso que tendré problemas en China. Fui al consulado en Barcelona y me pidieron que enviara el viaje detallado al Ministerio de Asuntos Exteriores en ingles. Si me lo aceptan, entonces que vuelva de nuevo y me extenderan el visado. Lo malo, es que yo queria información sobre que necesitaba para ir en coche y me repitio lo mismo, primero escribir el plan de viaje y si dicen que si, entonces hablaremos.
Mi idea es comprar un coche viejo, revisarlo, ir hasta Pekin y dejarlo allí, volviendo en avión. De momento somos dos y todos los amigos no lo ven claro. Hay dos mujeres mas interesadas y por tanto seria un hombre y tres mujeres. Ellas son mas valientes y atrevidas que el resto de amigos. Ja, ja.
Si hay que pagar mucho dinero, pasare de China o lo montaré con otras opciones. Como puede ser que ir en bicicleta o moto sea más fácil en papeles que ir en coche.
Gracias por tu información. No he encontrado ningún blog de un viaje similar en coche. No va nadie en coche?
Un abrazo,
Jordi.

Buf, mira. Conocimos gente que iba en autocaravana que nos contaron que hay grupos que se arman para entrar todos juntos en China al mismo momento. Lo que me contaron es que entrar con coche propio cuesta 9000 dólares, pero esos 9000 sirven para todos los que estén dentro de un listado. Entonces, si vos viajás solo, tendrás que pagar 9000, pero si son 20 vehículos, los 20 entran con ese mismo permiso y se reparten los 9000 entre los 20. Ahora, lo que no sé, es si una vez que entrás tienen que estar todos juntos, o si se puede ir por separado cada uno a dónde le interese (cosa que dudo que se pueda hacer).

Por otro lado, cuando estuvimos en Mongolia, conocimos a un chico belga que viajaba con su vehículo y volcó allí, tuvo un accidente. Se estaba volviendo loco, porque estaba completamente destruido (el coche, él por suerte no se había hecho nada) y se lo tenía que llevar de regreso a su país. Con el tema del «Rally de Mongolia» que parte de Londres, mucha gente va en coches destartalados y los deja allí, entonces desde el gobierno ya no permite que se abandonen porque son autos que no le sirven a nadie. Así que ojo, por las dudas.

Con respecto a China y viajas en bicicleta por ejemplo, creo que el visado que vas a tener que sacar de entrada es uno de 30 días y luego allí ya te buscas un sitio donde renovarlo por otro mes más. Si googleas «extensión visa china leshan» ese es un sitio popular para extenderla, parece que la dan fácil (igual en Litang y en Chengdu). Para pedir el visado de China nosotros también tuvimos que presentarles el itinerario con las ciudades a visitar, la cantidad de días a quedarnos en cada sitio y los hoteles.

¡La verdad que la idea es fenomenal! El problema son los visados, las fronteras y todo lo que te quieran hacer pagar. Allí no te queda otra que hacer una investigación exhaustiva en internet, en inglés sobre todo, para buscar más info. Por eso es que la gran mayoría se arriesga a cruzar por Pakistán…

Un saludo y suerte! Cualquier novedad que tengas, escribíme, que me interesa el tema!

Claro… tránsito es entrar de un país y salir a otro. Y dependiendo cómo hagas la ruta te pueden dar 3 o 5 días. Nosotros teníamos unos amigos que se la habían denegado la semana anterior a que nosotros la íbamos a pedir, así que como estábamos cagados pedimos 3 días, el mínimo, pero al final nos dieron 5. A nuestros amigos creemos que se la denegaron porque hacían tránsito en Turkmenistán y luego tránsito en Afghanistán (y no creo que se la hayan denegado por el país, sino por el tipo de visado)… así que nada: o lo hacés en una ruta UZ / TK / Irán… o incluso cruzar el Caspio a Baku (Azerbaiján) o a Kazajistán… pero no sé si cuela jeje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.