Categorías
Argentina

Qué HACER en ESQUEL en 2 días (y en Trevelin)

Esquel se encuentra en la provincia de Chubut, a los pies de la cordillera de los Andes. Su entorno natural es espectacular, al cual hay que dedicarle al menos 2 o 3 días de tu viaje. Descubre en este artículo qué hacer en Esquel y ¡disfrutá!

Esquel es una ciudad pequeña y desde cualquier punto de ella se ven las altas montañas que la rodean, al igual que en El Bolsón . Famosa por ser la estación final de la Trochita, por su centro de esquí La Hoya y el bello Parque Nacional Los Alerces.

Toda la zona, o podría decirse casi toda la provincia, empezó a poblarse sobre todo a partir de 1865, con la llegada de los colonos galeses. Si bien «esquel» no es una palabra que derive del galés sino de la lengua tehuelche, su vecina Trevelin sí que tiene un nombre galés que significa Pueblo del Molino (Trelew significa Pueblo de Lewis).

En este artículo no sólo abarcaremos todo lo que hay que ver en Esquel, sino también te contaremos qué ver en Trevelin.

¿Qué hacer en Esquel?

1) En busca de la Trochita

En nuestro viaje a Esquel, pasamos por uno de sus lugares más visitados, la estación de trenes Viejo Expreso Patagónico. Nosotros fuimos a última hora de la tarde y encontramos todo cerrado (incluso el museo). Tampoco pudimos ver al famoso tren «Trochita». Y si bien la recomendación es ir más temprano (e incluso hacer un viaje en tren), pudimos igualmente disfrutar de los hermosos colores del atardecer sobre las montañas.

Pudimos observar el por qué del nombre que se le da al tren: las vías son muy angostas, tienen 75 cms de ancho. Como a las vías se le dice “trocha”, por eso al tren se le llama “Trochita”. Además, su importancia radica es que hoy en día en el único tren en el mundo de estas características que aún sigue en funcionamiento.

Tienen un servicio turístico que recorre apenas 20 kilómetros hasta Nahuel Pan (luego tienen un servicio de pasajeros hasta El Maitén). Sale todos los días a las 10 de la mañana y regresa a las 1 de la tarde. En temporada alta y bajo demanda, hay otra salida a las 14 hs.

Visitar la estación de trenes y el museo es gratis. Si querés viajar en el tren Trochita, los pasajes hasta la localidad primitiva de Nahuel Pan cuestan $ar 540 para residentes argentinos ($ar 900 si sos extranjero). Hay descuentos disponibles.

Si te pasa como a nosotros que no ves el tren, podés ir hasta la ruta de acceso a la ciudad, justo frente a la cárcel, que hay una locomotora que siempre encontrarás con niños jugando.

2) Centro de esquí La Hoya

Si te gustan los deportes de invierno, Esquel cuenta con el Centro de Esquí de la Hoya, que está a unos 13 kms de la ciudad para el lado de la cordillera. Pero si vas a viajar a Esquel en verano, también se puede subir en aerosilla y realizar senderismo en la montaña.

Reserva aquí el tour por Esquel y La Hoya. Incluye guía en español.

3) Parque Nacional Los Alerces

Una de las principales cosas que hacer en Esquel es el Parque Nacional Los Alerces, una amplia zona protegida que incluye árboles milenarios, montañas y preciosos lagos.

Parque Nacional Los Alerces.

El Parque Nacional Los Alerces es tan grande que hay 3 puertas de acceso a este parque nacional: norte, centro y sur. Lo que hay que tener en cuenta para acceder es lo siguiente:

  • Sólo cobran entrada de diciembre a abril (hasta Semana Santa aproximadamente).
  • La puerta norte se comunica con la del centro. La del norte viene de Las Cholilas, otro pueblo parecido a El Bolsón. La mejor para entrar si estás en Esquel es la del Centro.
  • La puerta sur es la que hace el recorrido por la represa de Futaleufú y al tratarse de una construcción privada de grandes magnitudes, tiene puertas enrejadas y el acceso está limitado en los horarios de 9 a 17 hs durante todo el año.
La tarifa de acceso al Parque Nacional Los Alerces es de $ar 180 para nacionales y $ar 400 para extranjeros para el año 2021. Hay descuentos para estudiantes, jubilados y residentes.

Reserva aquí la excursión al parque Nacional Los Alerces. Incluye: traslados y guía.

Portada Centro del Parque Nacional Los Alerces

En la Oficina de Turismo nos recomendaron visitar la Pasarela del Río Arrayanes, antes de llegar al Lago Verde. Así que hasta allí fuimos. Desde Esquel son unos 70 kilómetros, de los cuales la mitad están pavimentados y la otra mitad es de ripio.

Los paisajes son un sueño. Fuimos bordeando el lago Futalaufquen, siempre con las montañas de fondo, y al poco tiempo de llegar al Río Arrayanes, encontramos el estacionamiento para empezar la caminata hasta la Pasarela. No está muy lejos y es un camino de tierra irregular (no apto para cochecitos de bebé o si se tiene movilidad reducida).

Hicimos un picnic a orillas del río Arrayanes y luego nos animamos a hacer el Sendero Interpretativo «El Lahuán Solitario». Se trata de una caminata de 2 kms en el que el objetivo es ver un «Lahuán», que en mapuche significa «abuelo», y es el nombre que recibe el Alerce en ese idioma, el árbol milenario que el Parque Nacional protege y le da nombre.

A lo largo del camino hasta el Lahuán Solitario, nos fuimos encontrando con varios carteles que contaban cuáles son los otros árboles de la zona con los que co-habita el alerce (como el arrayán, el ciprés o el radal) y los animales más típicos del parque (como el puma, el huemul o el colipo). Un camino en el que no sólo se respira aire puro, sino también se aprende.

Bordeando el río Menéndez, llegamos hasta el Lahuán Solitario, que no entra en una sóla foto porque es altísimo. Este árbol tiene 300 años y 62 cms de diámetro.

No nos quedamos sólo con esta caminata, sino que seguimos de largo hasta el puerto Chucao, que es el lugar de donde salen las excursiones que se realizan en el Lago Menéndez. Estas te llevan hasta el bosque de alerces milenarios que se encuentra en Puerto Sagrario y donde se puede avistar desde mucho más cerca el Glaciar Torrecillas.

Si estás interesado en realizar el Safari Lacustre al Alerzal Milenario, hay salidas diarias desde Puerto Chucao a las 11:15 (hay que estar al menos media hora antes). La vuelta es a las 16 hs aproximadamente y las entradas se pueden comprar en la página Glaxiar.com.

Luego vimos otro cartel que decía que a menos de 300 metros de distancia había un mirador al Glaciar Torrecillas. Como no eran muchos metros más, seguimos caminando hasta que nos encontramos con una playita de piedra, y en el fondo se podía ver el glaciar.

Después deshicimos el camino para volver, aunque también se podía hacer el camino a la redonda, aunque eran algún par de kilómetros más.

Portada Sur del Parque Nacional Los Alerces, la represa Futaleufú

Cuando decidimos pasar por el Complejo Hidroeléctrico Futaleufú era algo tarde. Llegamos a la puerta de acceso a las 16:55 y estaba abierta. No había nadie para preguntar horarios y entramos igual.

El camino para visitar la represa forma parte de un circuito en el que se sube por un camino sinuoso los 120 metros de altura del dique y se atraviesan los 600 metros de largo que tiene. Nos bajamos unos minutos sobre la represa para ver los paisajes. De un lado, vimos el camino serpenteante que subimos y del otro el lago que se ha generado como consecuencia de la construcción del dique.

Este nuevo y gran lago que nace por la represa se llama Amutui Quimey que en idioma mapuche significa Belleza Perdida.

En el camino vimos todas las construcciones relacionadas con la represa, un caño enorme que salía de la montaña para volverse a meter en ella y la Casa de Máquinas. Existen visitas guiadas e, incluso, un sendero interpretativo que te lleva a través de la historia de la represa.

Cuando quisimos salir del parque, nos encontramos con que la puerta estaba cerrada. Por si les llega a pasar lo mismo que a nosotros, hay un telefonito en mal estado en el costado derecho, al cual llamamos y si bien no nos atendió nadie, las puertas se abrieron automáticamente, de forma remota, y nos dejaron salir. Igualmente, el consejo es no entrar en la portada sur del parque después de las 16:30 y dedicarle más tiempo, dado que también hay otros senderos para realizar.

4) Qué hacer en Trevelin

Trevelin deriva de una palabra en galés que significa «Pueblo del Molino» y la razón por la cual se llama así es por la empresa «Molino Harinero de la Compañía Andes» inaugurada en 1918. Fue una empresa muy importante en su época, fundada por un galés.

Después del fallecimiento de su dueño, a mediados del siglo XX, el negocio empezó a ir mal y el molino terminó cerrando. Un tiempo después se inauguró el Museo Regional de Trevelin en el mismo edificio, donde se cuenta la historia de la ciudad, de la inmigración galesa y del molino, por supuesto.

En la ciudad se respira cultura galesa. No sólo tiene un par de Casas de Té donde deleitarte con las más ricas tortas y cositas dulces (si no está en los planes pasar por Gaiman, es un plan recomendado para hacer en Trevelin), sino que cuenta con una escuela especializada en el idioma galés y la Capilla Bethel, ideales para aprender más sobre esta cultura.

Chequea aquí la excursión a Trevelin y Futaleufú y reserva. Descubrirás el legado galés de Trevelin y el Complejo Hidroeléctrico de Futaleufú.

De camino a la frontera con Chile, en la ruta 259, también hay lugares que nos recomendaron para ver, como ser las Cascadas y Viñas de Nant y Fall o el Molino Harinero de Nant Fach.

5) Cruzar a Futaleufú en Chile

Futaleufú es el primer pueblo chileno que se encuentra cruzando el Paso Internacional Río Futaleufú y para ello teníamos que recorrer unos 70 kms desde la ciudad de Esquel.

Nuestra visita fue más bien administrativa. Benji había entrado en Argentina con pasaporte europeo y, a pesar de haber presentado también el DNI argentino (pensábamos hacerle el pasaporte argentino en nuestro país por ser más barato que en España), le sellaron el pasaporte como turista y le dieron 90 días de estancia máxima. Así que salimos a Chile para que Benji pudiera volver a entrar en el país con el DNI argentino, cosa que está permitida entre los dos países.

Tenemos un artículo con las ventajas y desventajas de viajar con doble nacionalidad y cómo hacemos al respecto, por si te puede interesar.

Llevábamos una vianda, unos sandwiches de milanesa para hacer un picnic en algún lugar al aire libre. Elegimos la Laguna Espejo para sentarnos a comer.

Luego fuimos a la Plaza de Armas y observamos la arquitectura del pueblo. Casitas de madera, la Capilla de Nuestra Señora del Carmen, la bandera chilena por todos lados y las montañas que asomaban en las alturas. Hermoso lugar.

En frente de la plaza se encuentra la Oficina de Turismo, donde te informan acerca de senderos para realizar y algunos otros lugares para visitar en Futaleufú.

Datos prácticos para viajar a Esquel

¿Dónde dormir en Esquel?

Hay hoteles, departamentos en el centro y preciosas cabañas en la afueras de la ciudad. Tres recomendaciones para alojarse en Esquel son:

  • Cabañas La Cautiva: queda en Villa Ayelén, un barrio que se encuentra al sur de Esquel, camino a Trevelin. Son cabañas de estilo andino, sencillas y lindas, con wifi y cocina. Nosotros nos alojamos aquí.
  • Pintó Hostel: habitaciones dobles económicas y compartidas cercanas al centro de la ciudad. Tiene cocina compartida. Ideal para mochileros y jóvenes.
  • Hostería Cumbres Blancas: instalaciones muy buenas en el centro de la ciudad. Tiene sauna y estacionamiento para coches. Excelente desayuno y atención.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en Esquel.

Guardáte el artículo en Pinterest para volver a leerlo más tarde

¿Qué te ha parecido todo lo que hay que hacer en Esquel? ¡Contanos!

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Flor

¡Hola, soy Flor! Podría decir que el gran cambio vino de la mano de un viaje largo, unos 14 meses por Europa y Asia en el que hice clic. Colgué mi super traje de contadora pública (no más zapatos de tacón ni maquillaje) y salió a la luz un universo de cosas de las que era capaz: descubrir lugares recónditos, escribir sobre viajes y dedicarme a ello, hacer lindas fotografías, dibujar, pintar, coser, cocinar rico y ser madre, con toda la paciencia y amor que esta tarea requiere.

Ver el archivo

4 respuestas a «Qué HACER en ESQUEL en 2 días (y en Trevelin)»

Hola Fabián, nosotros lo hicimos en 2 días, pero quizás quieras dedicarle un poco más para hacerlo más tranquilo. Bah, según lo que quieras hacer. Nosotros hicimos Parque Nacional un día, Trevelin y cruce a Futaleufú el otro día. No hicimos La Hoya ni anduvimos en la Trochita, cosa que pudo haber estado bueno. Tampoco nos embarcamos en el parque ni tomamos el te en Trevelin (porque íbamos a ir a Gaiman). Hay muchas cosas para hacer. 🙂 ¡Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.