Categorías
China

Que VER en CHENGDU, visita a los osos panda

Que ver en Chengdu: base ideal para admirar el cuidado que se hace de los osos pandas gigantes y para visitar al gran Buda de Leshan. .

También es reconocida por ser, normalmente, el punto de partida de uno de los viajes en tren más cotizados del mundo, por la gran belleza de sus paisajes, con destino a Lhasa, Tibet.

¿Qué ver en Chengdu?

Centro de crianza y cuidado del Panda Gigante en Chengdu

Es una de las principales atracciones que ver en Chengdu. Para ir al Centro de crianza del Panda Gigante, lo ideal es hacerlo por la mañana porque es el momento del día en el que los están alimentando y están despiertos. Al parecer, más entrados el mediodía y por la tarde, les gusta dormir una siestita… bueno, ¿a quien no?

Así nos levantamos temprano y tuvimos suerte, aunque producto de una mala suerte ajena. Cuando estábamos saliendo a tomarnos el bus que nos llevaría hasta el Centro de crianza del Panda Gigante, nos paró un inglés en la puerta diciéndonos que nos regalaba el tour que él había comprado con su novia, porque se estaba volviendo de urgencia a Inglaterra (se había golpeado dentro del ojo). Si bien insistimos en pagarle aunque sea la entrada al Centro, no aceptó, así que tuvimos la ocasión de ir gratis.

Al tour lo hicimos con Stephanie, también inglesa y de Liverpool. Estaba allí enseñando inglés hasta fin de año y luego tenía muchas ganas de seguir viaje por allí. Después de manifestarle mi amor por su ciudad y los Beatles e Inglaterra y todo, nos perdimos en el Centro… y tardamos en encontrar a los osos. En fin, cuando entren, tomen el camino de la derecha que si no se van re lejos a ver la nada.

Y ya dejamos de hablar cuando encontramos a los osos panda: ¡qué hermosura de animalito! ¡Son tan simpáticos!

Primero vimos a un oso madre e hijo (o padre e hijo, no sé) jugando. Uno se tiraba arriba del otro, rodaban, se aplastaban entre sí… ¡muy gracioso!

Luego vimos a unos cuantos comiendo. Se sientan frente al árbol de caña de bambú, agarran una tajada y se la llevan a la boca. Parecían personas comiendo, sentadas, lo más panchos.

Pasamos también por donde estaban los bebés pandas! Si van, prepárense para lagrimear un poco, ¡porque son tan tiernos! Algunos estaban dando sus primeros bocados. Sus piernecitas son tan blandas, que no pueden sostenerse a ellos mismos y los encontrabas como haciendo la plancha sobre la tierra.

Y claro, obvio que los vimos también en plena siesta. ¡Y qué  poses, jajaja! ¡Divinos!

Y por último vimos a los pandas rojos, otra variante, más pequeños, que parecen unos zorros. Son más inquietos que los osos panda y no tan lindos a decir verdad. ¡Jaja!

Puedes reservar aquí un tour por Chengdu y la visita a la reserva de osos pandas.

Que ver en Chengdu, un paseo por el centro

Chengdu es una ciudad de unos 14 millones de habitantes, como no podía ser de otra forma, otra gran urbe china. Hay que estar atentos a los mapas, porque agrupan varias cuadras en una. Nuestro hostel se encontraba muy cerca de la avenida Renmin, que desemboca directamente en la plaza principal, centro de la ciudad, Tianfu. Por lo tanto nos hicimos una caminata hasta allí.

La plaza de Tianfu es bastante peculiar. Tiene a un lado una estatua de Mao gigante en su clásico saludo, un par de fuentes y en la parte de abajo, subterránea, un centro comercial. Está rodeada de altos edificios y centros comerciales.

De lejos parecía una gran fuente y te encontrás, en lugar de agua, un gran centro comercial

La costanera del río Jin es armoniosa, a la vez que llena de vida. Es de paso obligado si se va a la estación de buses. Nos encontramos con muchas personas jugando a las cartas o a una especie de dominó en las veredas, y con modernos y tranquilos cafés, que escapan al bullicio de la ciudad.

La ciudad nos pareció de lo más moderna y no tan caótica como otras grandes urbes chinas.

Puedes reservar aquí un tour nocturno por Chengdu.

Nuestro plan frustrado: los parques de Jiuzhaigou y Huanglong

Nuestro paso por Chegdu tenía la única misión de ser el punto de partida y regreso de un viaje a los parques de Jiuzhaigou y Huanglong. Habíamos leído maravillas de este sitio, sobre todo por la belleza de estos parques, ¡de locos!. Sabíamos que la entrada nos iba a salir carísima (como unos 300 yuanes cada uno – esto es casi 40 euros – y son dos días para recorrer uno de los parques y otro día otro), pero no queríamos perdernos de ver una maravilla natural sin igual.

Teníamos el pasaje y hasta fuimos, pero a mitad de camino, nos tuvimos que volver (no sin antes estar parados en la ruta unas 5 horas sin saber qué iba a ser de nosotros) porque la ruta estaba cortada y no había forma de pasar.

Pero sí no queríamos dejar de recomendarlo, al menos con alguna foto de otro más afortunado que nosotros.

Fuente: Wikipedia – Y es una foto que no le hace justicia: googleen y verán. Además octubre justo era el mes ideal para visitarlos, por los colores del otoño.

El buda Gigante de Leshan

Por otro lado, una visita que se suele hacer desde Chengdu es viajar a otra ciudad, Leshan, en cuya unión de 3 ríos se encuentra el Buda Gigante vigilando las plantaciones. Es la escultura en piedra más alta del mundo y es Patrimonio de la Humanidad. Es realmente impresionante, más si se ve desde el río (es posible)… aunque estar a sus pies es increíble.

Puedes reservar aquí la excursión al gran Buda de Leshan.

– Contrata un seguro de viaje para tu tranquilidad

Échale un ojo a estos consejos para elegir el mejor seguro de viaje (actualizado al 2021) según el tipo de viajero que seas y, además, te ayudará a despejar las dudas más comunes. ¡Viaja tranquilo!

Datos prácticos para tu viaje a Chengdu

Resumen- ¿Qué ver en Chengdu?

 Visita al Centro de Crianza y Cuidado del Panda Gigante: el tour desde el hostel salía unos 150 yuanes por persona (20 euros aproximadamente). Nosotros íbamos a hacerlo por nuestra cuenta y esperábamos pagar unos 60 yuanes cada uno (casi 8 euros – la entrada al Centro está en unos 50 yuanes). El tour incluía la entrada al recinto y el viaje de ida y vuelta, alguien que te lleva y te espera, pero la visita se realiza por cuenta de uno.
 Plaza de Tianfu y caminar por la calle Renmin: actividad gratuita.

Nosotros no hicimos, pero recomendamos:

Hay otros templos en Chengdu que merecen la pena, como el Templo Wenshu. La entrada tiene un coste de unos 50 yuanes cada uno, por eso no los visitamos.
Visita de un día al Buda Gigante de Leshan.
Y claro, si pueden dedicar unos cuantos días a los parques de Jiuzhaigou y Huanglong, también los recomendamos (tendrían que ser de 4 a 5 días): dos de traslados, ida y vuelta, y de dos a tres de visita.

¿Dónde dormir en Chengdu?

La ciudad es enorme, incluso lo que se llama la zona del centro también lo es. Lo importante es alojarse cerca de una estación de metro para poder moverse por la ciudad sin problemas.

Nuestras recomendaciones para dormir en Chengdu son las siguientes:

  • Mr. Panda: opción económica, limpia y con buena ubicación. Tiene habitaciones privadas y compartidas. También dispone de amplias zonas comunes y un bar.
  • Chengdu Flipflop: a cinco minutos andando de la estación de metro Chunxi Road, es un excelente hostel que ofrece muchas actividades, incluido clases de cocina. Muy buen ambiente para viajeros.
  • Chengdu Tianfu Sunshine: a pocos minutos caminando de la estación de metro South Taisheng, ocupa un moderno edificio con habitaciones amplias, muy luminosas y excelentes instalaciones. Ideal para parejas o familias.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en Chengdu.

¿Cómo llegar a Chengdu?

Debido a que las distancias en China son muy grandes, si te encuentras en Pekín o Shangai lo mejor es llegar a Chengdu en avión. El aeropuerto conecta con varias ciudades de China e incluso de países vecinos.

Busca aquí vuelos baratos para viajar a Chengdu.

Reserva el traslado desde el aeropuerto al centro de la ciudad y despreocúpate de todo.

Puedes llegar a Chengdu también en tren, pero hay que tener en cuenta que como toda ciudad China es grande y tiene tres estaciones de trenes, la norte, sur y este.

De todas maneras, Chengdu tiene una extensa y buena línea de metros con cinco líneas, que conecta el centro de la ciudad, las estaciones de trenes e incluso llega hasta el aeropuerto.

¿Te gustó nuestro artículo sobre que ver en Chengdu? ¡Puedes dejarnos tu comentario y estaremos felices de que lo compartas en las redes sociales!

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Flor

¡Hola, soy Flor! Podría decir que el gran cambio vino de la mano de un viaje largo, unos 14 meses por Europa y Asia en el que hice clic. Colgué mi super traje de contadora pública (no más zapatos de tacón ni maquillaje) y salió a la luz un universo de cosas de las que era capaz: descubrir lugares recónditos, escribir sobre viajes y dedicarme a ello, hacer lindas fotografías, dibujar, pintar, coser, cocinar rico y ser madre, con toda la paciencia y amor que esta tarea requiere.

Ver el archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.