Categorías
Argentina

Qué VER en FIAMBALÁ, rutas, dunas y relax en termas

Descubre qué ver en Fiambalá, Tinogasta y alrededores: la Ruta del Adobe, la Ruta de los Seis miles, las Dunas de Tatón, termas para relajarse y mucho más.

Descubre qué ver en Fiambalá y alrededores: Tinogasta, la Ruta del Adobe, la Ruta de los Seis miles, las Dunas de Tatón, termas para relajarse y mucho más.

El Noroeste Argentino tiene unos paisajes maravillosos y el suroeste de la provincia de Catamarca no se queda atrás. Al paisaje montañoso y de la puna se le suman circuitos culturales y de relax.

Atravesando la ruta 40 desde Belén, se llega al desvío por la ruta 60 que se dirige a las localidades de Tinogasta y Fiambalá, para luego llegar a la frontera con Chile por el camino conocido como la ruta de los Seis Miles.

Los paisajes cordilleranos con la puna catamarqueña como primer plano, hacen del lugar uno de los mejores sitios que visitar en la provincia junto con la zona de Antofagasta de la Sierra (antes de aquí hicimos una visita a Campo de Piedra Pómez que fue inolvidable).

Vamos a dar una vuelta con todo lo que hay que ver en Fiambalá y alrededores.

Mapa – Qué ver en Fiambalá y alrededores

Te preparamos un mapa con todo lo que hay que ver Fiambalá y alrededores. Las ciudades más importantes donde hacer base son las marcadas con una estrella anaranjada: Fiambalá, Tinogasta y Londres (más abajo encontrarás los alojamientos recomendados).

Nuestra visita a Fiambalá formó parte de un viaje de 3 meses por el centro y norte de Argentina que se resume acá: Matetrip Argentina.

1. Ruinas del Shinkal de Quimivil

Situado en las afueras de la localidad de Londres, sobre la ruta 40, las ruinas de Shinkal fueron uno de los principales asentamientos incas en la región durante los siglos XV y XVI.

Ubicado en medio de cerros, el sitio arqueológico contaba con una gran plaza central y dos pequeñas lomas en sus costados, la cual una de ellas era utilizada para el culto a los dioses.

Aún se conserva parte de las pircas perímetrales originales hechas de piedra y la Kallanca, un gran galpón que se utilizaba como almacén. En la parte central de la antigua plaza, se emplazaba el llamado Ushnu, un gran trono de piedra.

Todo el recorrido se hace con guía y se tarde una hora aproximadamente en recorrer el recinto. Al valor arqueológico del lugar, en donde todavía se siguen haciendo excavaciones para descubrir el cementerio y otras partes del asentamiento inca, se le suma las preciosas vistas que hay desde una de las lomas.

La visita se complementa con un pequeño museo donde se muestra una gran maqueta de lo que era el asentamiento en el siglo XV y como trabajaron los arqueólogos en el lugar.

Precio de la entrada a las Ruinas del Shinkal: 100 pesos por persona (≅ 1.50€) a octubre 2019 e incluye tanto el guía, el recorrido por el sitio arqueológico y el museo.
Los precios en Argentina cambian constantemente debido a la inflación (el precio en € es para referencia de lo que saldría al cambio).

2. Ruta del Adobe, una de las atracciones que ver en Fiambalá

La Ruta del Adobe es un recorrido por antiguas edificaciones coloniales hechas de este material entre la localidad de Tinogasta y Fiambalá, sobre el valle de Abaucán.

El adobe fue un material muy utilizado para las construcciones años atrás, debido a que es un aislante térmico tanto para las altas temperaturas del verano como para las bajo cero en invierno.

Al recorrer la ruta 60 entre Tinogasta y Fiambalá, hay varias paradas para hacer y conocer las principales atracciones de la ruta del Adobe. Estas son:

  • Hotel Casa Grande en Tinogasta, que funciona actualmente como un hotel. Chequea aquí.
  • Oratorio de los Orquera
  • Iglesia de Andacollo (foto)
  • Mayorazgo e Iglesia Nra Sra del Rosario en Anillaco
  • Iglesia de San Pedro en Fiambalá
  • Comandancia de Armas de Fiambalá

3. Termas de Fiambalá

A 12 kilómetros de Fiambalá, en un lugar de ensueño a 1550 metros de altura, las termas son un sitio para el relax. Es, sin dudas, uno de las principales atracciones que ver en Fiambalá y alrededores.

Las aguas termales surgen a más de 1700 metros de altura y luego se concentran en piletas de piedra con diferentes temperaturas que van desde los 28 a los 50 grados. Entre sus cualidades, a las aguas termales se le adjudica un poder relajante y medicinal.

Las vistas desde las piletas de piedra son excepcionales ya que las termas se encuentran rodeadas por montaña. En el complejo termal hay cabañas y hostería para alojarse y zona de restaurante. Está todo muy bien armado para el disfrute.

¿Querés alojarte en las termas de Fiambalá? Reserva en la Mini Hostería Termas.

4. Que ver en Fiambalá: la Ruta de los Seis Miles

La ruta 60 desde Fiambalá hasta el paso internacional de San Francisco es conocida como la ruta de los Seis Miles debido a la gran cantidad de montañas y volcanes que sobrepasan esta altura y que rodean el camino.

El camino está totalmente pavimentado hasta el paso fronterizo con Chile, por lo que es apto para todo tipo de vehículos.

El paisaje es realmente impresionante, con las montañas con diferentes tonalidades que van desde rosados, verdes y amarillos. También, durante el trayecto se puede divisar animales de la puna como vicuñas, guanacos, llamas y flamencos en las lagunas.

Entre los picos más altos del camino se encuentran los montes Ojos del Salado, Pissis, Incahuasi y Tres Cruces. Todos con una altura mayor a seis mil metros, solo por debajo del Aconcagua como montañas más altas de la Cordillera de los Andes.

Si vas a realizar la ruta de los Seis Miles por tu cuenta, hay que llenar el tanque de combustible en Fiambalá ya que no hay ninguna estación de servicio en el camino. También hay que tener cuidado con la altura, ya que se está transitando a mas de 3000 msnm e incluso se llega a los 4500 msnm.

A 90 kms de Fiambalá está la Hostería Internacional de Cortaderas, es un hotel cinco estrellas con precios caros. Se puede pernoctar ahí o parar a comer algo en el restaurante. Para reservar, pueden escribir a su Facebook o mandar un whatsapp a los teléfonos que figuran ahí.

5. Las dunas de Tatón y Saujil

Desde Fiambalá por la ruta 34 se llega a las localidades de Saujil, Medanitos, y por último Tatón, a esta última se accede por camino de ripio. Estos pueblos tienen una particularidad en común, las grandes dunas de arena que se insertan en el paisaje montañoso.

A más de 2000 metros de altura, las dunas se ubican entre las más altas del continente y son recordadas por muchos porque el rally Dakar ha pasado por estos paisajes.

Nosotros visitamos la conocida como duna mágica de Saujil, lugar donde entre medio de cerros y un paisaje árido aparece una imponente duna de mucha altura.

Es muy frecuente en estos lugares la practica de sandboard, de hecho se pueden alquilar las tablas en Fiambalá, y los recorridos en cuatriciclo.

Si se quieren ver las dunas en todo su esplendor hay un mirador con el Cristo Redentor en Medanitos. Desde este lugar, situado en la cima de un cerro y accesible mediante un camino de ripio en forma ascendente, las dunas de Tatón se ven en la parte de enfrente entre las montañas.

Dónde dormir en Fiambalá o Tinogasta

Dónde dormir en Fiambalá

Una de las mejores opciones para alojarse en Fiambalá es el hotel boutique Casona del Pino, situado en el centro de la ciudad. Un hotel ubicado en una casona del siglo XIX construida con adobe, puertas de algarrobo y techos de caña y con unas inmejorables vistas a la montaña.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en Fiambalá.

Puedes también buscar en Airbnb tu alojamiento en Fiambalá y la zona. Sus precios son bastante competitivos.

Dónde dormir en Tinogasta

Tinogasta es otra de las alternativas para elegir alojamiento cerca de Fiambalá y de todo lo que hay para hacer en la zona. Es una ciudad grande con supermercados y un poco más barata que Fiambalá que es más turística en comparación. Una buena opción de alojamiento en Tinogasta es Hostel Sisabel, un lugar cálido y tranquilo, con habitaciones que dan a un patio interior.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en Tinogasta.

Dónde dormir en Londres, el hostal más cercano a las Ruinas del Shinkal

Londres es el pueblo más cercano a las Ruinas del Shinkal de Quimivil y, pensando en visitar este lugar, nos alojamos en el Hostal Las Cañas. Se encuentra al final del pueblo, pero es el que se encuentra más cerca de las ruinas. Es un hostal muy sencillo y familiar con habitaciones de todo tipo, tanto para familias como camas en habitaciones compartidas.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en Londres.

¡Guardate este artículo en Pinterest!

¡Seguí nuestros tableros viajeros en Pinterest!

¿Te gustó nuestro artículo sobre que ver en Fiambalá y alrededores? Puedes dejarnos un comentario o compartirlo en tus redes sociales.

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Juan

¡Hola, soy Juan! Soy apasionado por el fútbol y deportista ocasional. Bebo mates desde que tengo uso de razón. Me gusta estar informado de la política y economía global y de mi país, Argentina, el cual añoro. Me encanta conocer las culturas y paisajes del mundo y, como buen contador, planificar los viajes con anticipación, sobre todo en los itinerarios a realizar, el tiempo que va a hacer (dicen que soy el chico del tiempo) y los costes aproximados.

Ver el archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.