Categorías
Croacia

Que VER en la PENÍNSULA de ISTRIA: ruta en coche

En este artículo comentaremos que ver en la Península de Istria en Croacia, itinerario que hemos realizado en coche para poder recorrerla rápida y fácilmente.

Para recorrer todo lo que hay que ver en la Península de Istria es necesarios contar con al menos 3 días. Nosotros viajamos a comienzos del mes de diciembre, con el invierno a las puertas del hemisferio norte, con los días cortos y cada uno de los pueblos dejándose ver sin el tumulto de los turistas. En verano, habría que añadir el disfrute de las playas, pero eso será ya en otra ocasión.

Viajar fuera de temporada tiene sus pro y sus contras, y para nuestro itinerario por la Península de Istria nos hemos aprovechado de sus «pro» realizando un itinerario por todos esos pueblos turísticos que normalmente, o sea en verano, se llena de gente y no te deja disfrutar de su encanto. Que esté atestado de gente también tiene lo suyo, pero vivir el silencio y esos rincones preciosos en soledad sin dudas es un plus. Te da una complicidad con el lugar, como si te estuvieran contando un secreto.

La Península de Istria queda al norte de Croacia, en una porción de tierra que se adentra en el Mar Adriático. Las ciudades que decidimos visitar no están tan lejos la una de la otra (entre 50-100 kms de distancia), ir por autopista se hace bastante rápido, pero cuando ya tomás las rutas internas en medio de la montaña hay que manejar con cuidado.

Para entender un poco los monumentos que vamos a ver y recorrer allí, hay que saber que antaño toda la península pertenecía al Imperio Romano, más tarde pasó a manos de los venecianos y luego estuvo bajo el imperio austro-húngaro hasta la primera guerra mundial. En el siglo pasado, fue parte de Italia, Yugoslavia, hasta su disolución, incorporándose a la actual Croacia.

Mira este artículo con la Guía para Viajar a Croacia. ¡Todo lo que tienes que saber en un lugar!

Que ver en la Península de Istria para hacer en coche

Teníamos en claro que queríamos ver al menos Pula, Rovinj y Poreč, así que cualquier otro lugar que agregáramos al itinerario por la Península de Istria iba a ser un plus. Y al final agregamos: Pazin y Motovun.

El itinerario que hicimos en coche fue el siguiente:

Mira este artículo con esa genial Ruta en Coche por Croacia. ¡Súbete a la aventura!

Primero visitamos Zagreb, donde vimos la Copa Davis 2016. Para más info, podés entrar en nuestro artículo de qué ver en Zagreb.

De allí nos fuimos a Rijeka ‘(A)’, desde donde visitamos Opatija ‘(B)’ y Trsat. Para estos 3 lugares también tenemos un artículo que hemos escrito aparte, donde comentamos qué ver en Rijeka y Opatija.

Rijeka fue nuestro punto de partida para nuestro itinerario por la Península de Istria. Para nosotros alquilar un coche era lo más cómodo para viajar dado que yo estaba embarazada de 5 meses y no queríamos abusar de transporte público.

Nos dieron muchísimas recomendaciones de otros pueblitos a visitar, pero no llegamos a hacer mucho más porque al haber viajado en invierno anochecía muy temprano. ¡Una pena porque es todo tan lindo!

  • Pazin ‘(C)’, un pueblo en medio de la montaña con un castillo medieval.
  • Pula ‘(D)’, ciudad costera con un anfiteatro romano espectacular.
  • Rovinj, ‘(E)’ una mini península con un casco antiguo precioso.
  • Poreč ‘(F)’, del estilo de Rovinj, también preciosa.
  • Motovun ‘(G)’, la zona donde crecen las trufas, un producto exquisito y caro. El pueblo se encuentra completamente sobre la punta de una colina.

Si quieres visitar la Península de Istria y no tienes mucho tiempo, puedes hacer excursiones desde distintas ciudades que te ahorrarán la planificación:
Excursión a Pula, Rovinj y Porec desde Zagreb.
Excursión a Rovinj, Bale y Vodnjan desde Pula.

1) Visitar Pazin, la inspiración de Julio Verne

Pazin fue el primer destino de los lugares que ver en la Península de Istria. Es un pequeño pueblo en la montaña que está al borde de un precipicio, que fuera inspiración para Julio Verne para su novela Mathias Sandford. Fuimos buscando su castillo medieval donde el protagonista de esta novela estuvo preso. Dicho lugar desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial funciona como museo.

Uno de los principales cosas que ver en Pazin es el abismo en el que cuelga el castillo, debido a que el río Pazinčica se hace subterráneo formando 3 lagos. A su interior se puede acceder a través de unas cuevas.

2) ¿Que ver en Pula?, la imprescindible para ver en la Península de Istria

Pula es la ciudad más grande de nuestro itinerario por la Península de Istria, donde nos encontramos con el primer vestigio de que los romanos estuvieron en esta región, un anfiteatro del siglo I, aunque para estos era también uno de los puertos más importantes de su Imperio.

Este anfiteatro romano con una capacidad de 20.000 espectadores es uno de los mejores preservados que existen en pie, tal es así que aún se utiliza para festivales de verano y conciertos.

Entrada general en 2021 para visitar el Anfiteatro de Pula: 70 kunas (≅9€).

Pero además del anfiteatro hay mas ruinas romanas, en la medida que nos adentramos en el casco histórico, nos vamos cruzando con los pocos restos de paredes que se conservan.

Entramos en una calle angosta peatonal, con mucho encanto. No era tan temprano, sino cerca del mediodía, pero estaba todo cerrado o al menos daba esa sensación.

Más adelante veríamos la Catedral de la Asunción de María que data del siglo IV, aunque a lo que fuera la iglesia original se le han ido adhiriendo más estructuras. También el campanario es posterior, del siglo XVI, que se ha construido utilizando piedras del anfiteatro. Tanto la Catedral como otros monumentos, incluido el templo de Augusto que veremos más adelante, fueron medio destruidos en la Segunda Guerra Mundial, pero vueltos a restaurar.

Seguimos caminando hasta la plaza principal, donde antes estaba el antiguo «foro romano» y allí hoy en día está la oficina de turismo, la municipalidad o ayuntamiento y más monumentos romanos como ser el Templo de Augusto. Luego de la caída del Imperio Romano, este templo fue iglesia y también una especie de almacén o silo; hoy en día alberga un pequeño museo. El edificio de la municipalidad también es algo antiguo, del siglo XIII y tiene una mezcla de estilos arquitectónicos.

Muy cerquita de allí se encuentra también la Capilla de Santa María de Formosa, que permanece cerrada al público, sólo se abre en ocasiones especiales.

El Arco de los Sergios está al final de la calle peatonal y también es del siglo I, era uno de los puntos de ingreso a la ciudad amurallada. Lamentablemente, en el siglo XIX, con la expansión de la ciudad estas paredes se derrumbaron, pero al menos dejaron este gran arco de recuerdo.

Subimos a la parte alta de Pula para explorar el Fuerte Bourguignon que ha custodiado a la ciudad desde el siglo XIX. Esta fortaleza fue realizada por el imperio austro-húngaro. Nosotros le dimos una vuelta por fuera como para ver las vistas de la ciudad.

3) Visitar la encantadora Rovinj

Continuamos camino a Rovinj, otro de los lugares que ver en la Península de Istria que no puede faltar. Llegamos de noche y ya nos aventuramos a visitar el casco histórico de la ciudad. Es que estábamos alojándonos allí en pleno centro en un hotel maravilloso que recomendamos más abajo, así que no podíamos perder la oportunidad.

Chequea aquí esta visita guiada por Rovinj con un guía en español y reserva tu lugar.

El casco antiguo de Rovinj se encuentra en una porción de tierra que se adentra en el Mar Adriático. Antes era una isla, pero en el siglo XVIII se unió al continente. No es accesible por coche; sino que éste se tiene que dejar en el parking que está fuera o más arriba en la ciudad, que fue lo que nosotros hicimos.

No podemos imaginar lo que serán estas callejuelas en verano, lo lleno de gente que debe estar todo, realmente muy afortunados de poder disfrutarlo así, en soledad, a pesar del fresco marino. Igual sabemos que es un pueblo que vive fundamentalmente del turismo y entendemos la insistencia de unos pocos vendedores intentando vendernos un recuerdo.

En la parta alta del casco histórico está la Basílica de Santa Eufemia, de estilo barroco y del siglo XVIII. Tiene un campanario que emula a las de la Basílica de San Marcos en Venecia, con la estatua de la santa en la punta. Llegar hasta allí no es complicado, dado que la colina sobre la cual se encuentra no es tan empinada, aunque no es «accesible» como tal por las calles empedradas y escalones. Merece la pena subir tanto de día como de noche.

El arco de Balbi es una de las 3 puertas que se realizaron en el siglo XVII durante la época en que Rovinj era una de las ciudades más importantes de la república de Venecia. El arco se encuentra decorado, en cada lado, con una cabeza de un turco y de un veneciano.

Con Juan no queríamos irnos sin tener una panorámica de los dos lados de la península, del lado sur y del lado norte. Del lado sur, lo mejor es pasear por el puerto deportivo y pesquero de Rovinj. Y por el norte acercarse al parking para tener una buena vista panorámica de la península.

4) Visitar Poreč, Patrimonio de la Humanidad

Mira el resto de Patrimonios de la Humanidad que hemos visitado.

El casco antiguo de Poreč tiene como su principal monumento a la Basílica Eufrásica o de San Eufrasio, claro ejemplo de la arquitectura cristiana del siglo VI y por esa razón declarada Patrimonio de la Humanidad por Unesco.

a) Basílica Eufrásica

La Basílica se puede recorrer por dentro, encontrándonos con distintas estancias como la sacristía, un baptisterio octogonal, un campanario del siglo XVI al cual se puede subir a contemplar las vistas de la ciudad y el palacio episcopal.

Además se pueden observar mosaicos, frescos y los restos arqueológicos de un santuario anterior dedicado a San Mauro, el primer obispo de Poreč.

El broche de oro del recorrido es la Iglesia dedicada a la Virgen María, en cuyo altar destacan los mosaicos bizantinos dorados que son una delicia a la vista.

Entrada general en 2020 para visitar la Basílica Eufrásica: 40 kunas (≅5€).

b) Casco histórico de Poreč

El casco histórico de Poreč recuerda al de Rovinj en lo que a pequeñas callejuelas empedradas se refiere, sólo que éste no tiene subidas y bajadas.

Si quieres hacer una excursión a Venecia desde Poreč y por libre, chequea el enlace y reserva. También se puede hacer desde Umag. Incluye: transporte.

5) Visitar Motovun

Para volver a Rijeka, en lugar de desandar el camino y volver por la autopista, tomamos una ruta interna para pasar por Motovun y si hacíamos a tiempo (y no se hacía de noche) por un par de pueblos más que nos habían recomendado desde el hotel.

Así es como nos fuimos entonces al centro de la Península de Istria y en la cima de una colina de unos 280 msnm nos encontramos al pueblo.

El acceso de los coches al pueblo está restringido y tienes tres opciones:

  • una es pagar una entrada por el coche y acercarlo a la cima lo más que puedas;
  • la otra es pagar un bus que el municipio pone a disposición del visitante (y dejas el coche en el estacionamiento que hay a un costado);
  • subir y bajar a pie.

Sabiendo que no tendríamos problemas para estacionar arriba, pagamos para subir con el coche y tener más independencia de horarios.

Lo dejamos estacionado muy cerca de la puerta de acceso a la ciudad medieval que contienen ejemplos de arquitectura románica, gótica y renacentista. Miren hacia arriba antes de entrar que encontrarán el León de Venecia tallado en piedra, herencia de la época veneciana de la Península de Istria.

En la plaza principal de Motovun, llamada Andrea Antica en homenaje este artista ilustre nacido allí, destaca la iglesia de San Esteban y, a su lado, una torre campanario del siglo XVI. También encontrarán el aljibe medieval.

Debajo de la montaña y al otro lado de un río se encuentra Livade, donde almorzamos con Juan un plato de pasta con trufas. Es que esa zona parece que es ideal para la recolección de trufas blancas y negras, aunque por crecer estas por debajo del suelo, sus recolectores necesitan de la ayuda de perros entrenados para su correcta detección.


Información práctica para viajar a la Península de Istria

– Contrata un seguro de viaje para tu tranquilidad

Échale un ojo a estos consejos para elegir el mejor seguro de viaje (actualizado al 2021) según el tipo de viajero que seas y, además, te ayudará a despejar las dudas más comunes. ¡Viaja tranquilo!

– ¿Dónde dormir en la Península de Istria?

¿Dónde dormir en Rovinj?

Elegimos Rovinj para hacer noche, dado que nos venía perfecto para nuestro itinerario por la Península de Istria.

El hotel elegido fue Angelo D’Oro, un hotel en pleno casco antiguo de Rovinj. El edificio en el que se encuentra el hotel es precioso y se fusiona con el estilo de la ciudad. Por dentro la decoración es de muy buen gusto y disfrutamos de todas sus instalaciones. Las habitaciones seguían la decoración clásica y señorial del hotel.

Teníamos el desayuno incluido, el cual era estilo buffet continental con amplia variedad de productos frescos. En verano se puede disfrutar de la terraza jardín que tienen en la parte trasera.

Hay diferentes opciones para dormir en Rovinj. Los hoteles y departamentos que están dentro del centro histórico tienen un precio más elevado que los alojamientos que se encuentran fuera del mismo. Te recomendamos dos alternativas más:

  • Residence Porta Antica: en el centro histórico, frente al puerto pesquero. Habitaciones con una decoración exquisita, muebles rústicos y con vistas al mar.
  • Apartment Iva: a 10 minutos andando del centro histórico, es una excelente opción para pagar menos. Ivanka es la dueña de este precioso departamento completamente equipado con terraza.

¿Dónde dormir en Pula?

La mejor ubicación para alojarse en Pula es la que se encuentra cercana al anfiteatro y al centro histórico de la ciudad. Te recomendamos estas tres alternativas:

  • D&A Amphitheatre: departamentos modernos muy bien equipados en el corazón de la ciudad, a 200 mts del anfiteatro y en la entrada del centro histórico.
  • Rock Hostel: habitaciones compartidas y dobles en el centro de Pula. Es un hostel elegante y bien decorado, ideal para los que viajan con bajo presupuesto o para mochileros.
  • Hotel Amfiteatar: a escasos metros del anfiteatro, el hotel ofrece confort y habitaciones amplias, buen desayuno y un restaurante para degustar platos locales.

¿Dónde dormir en Motovun?

El centro histórico concentra la mayoría de alojamientos en Motovun. Las opciones más asequibles se encuentran en los alrededores del pueblo, en casas rurales o departamentos rodeados de viñedos.

  • Apartments Galerija Motovun: departamentos amplios y cómodos en pleno centro de Motovun. Incluye cocina y vistas. Excelente atención.
  • Guesthouse Villa Marija: funciona en una casa del siglo XVII reformada. Habitaciones con balcón y unas vistas fabulosas al valle y los viñedos.
  • Casa Rossa: en las afueras del centro histórico de Motovun sobre la carretera, tiene parking privado y jardín. Es una excelente opción para descansar en una casa rural reformada.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en la Península de Istria.

– ¿Cómo recorrer la Península de Istria?

Nosotros alquilamos un coche con la compañía Fleet Rent, cuyas oficinas se encuentran en el puerto de Rijeka. Nos costó 370 kunas (≅50€) para 2 días e incluye el seguro para todo riesgo y kilometraje ilimitados. La gasolina para el trayecto que realizamos fue de 26€ y gastamos unas 90 kunas en peaje (≅12€). En total gastamos casi 90€ entre los dos. En el itinerario por la Península de Istria recorrimos unos 300 kilómetros. Precios de diciembre 2016.

También es posible recorrerla en bus, busca en Rome2Río las mejores opciones de transporte.


¡Guardate este artículo en Pinterest!

¡Seguí nuestros tableros viajeros en Pinterest!

¿Te ha gustado nuestro artículo con los lugares que ver en la Península de Istria en coche? ¡Comenta y comparte!

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Flor

¡Hola, soy Flor! Podría decir que el gran cambio vino de la mano de un viaje largo, unos 14 meses por Europa y Asia en el que hice clic. Colgué mi super traje de contadora pública (no más zapatos de tacón ni maquillaje) y salió a la luz un universo de cosas de las que era capaz: descubrir lugares recónditos, escribir sobre viajes y dedicarme a ello, hacer lindas fotografías, dibujar, pintar, coser, cocinar rico y ser madre, con toda la paciencia y amor que esta tarea requiere.

Ver el archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.