Categorías
Bulgaria

Qué VER en NESSEBAR, la perla del Mar Negro

Ubicada en la orilla del Mar Negro, esta pequeña ciudad con un centro histórico de gran belleza se puede recorrer perfectamente en un día. Pero si te gusta la playa y vas en verano, vale la pena alargar la estancia para disfrutar de la perla del mar Negro. A continuación te contamos qué ver en Nessebar.

Nessebar es una ciudad bastante antigua, tiene al menos 3 milenios de vida. Primero perteneció a Tracia (en esa época se llamaba Menobria o Mesambría), luego fue griega y pasó por un gran período bizantino. Restos de sus orígenes se han encontrado en ella, lo que le ha valido el ser Patrimonio de la Humanidad de Unesco.

Si vas a visitar el país, te recomendamos leer nuestra guía para viajar a Bulgaria con información y consejos.

El centro histórico se encuentra en una isla del mar Negro, muy cerca de la tierra, unida al continente mediante un istmo artificial que contiene una avenida. Entrar en la ciudad es gratis y se recorre en poco tiempo. Eso sí, la visita al museo arqueológico donde se exponen muchas de las piezas encontradas en excavaciones y el acceso a las iglesias del período bizantino tienen un coste.

Además de restos arqueológicos de Nessebar, verás muchos restaurantes y tiendas de souvenir dado que es muy frecuentada por turistas internacionales, principalmente rusos. También son muy bonitas las casas de madera, llamándonos especialmente la atención los balconcitos.

Las calles del casco antiguo de Nessebar son empedradas, lo cual se nos hizo bastante incómodo para pasear con el carrito de bebé de Benji (él tenía de 2 a 3 meses cuando estuvimos por allí).

Mira el resto de Patrimonios de la Humanidad que hemos visitado.

A continuación te contamos que ver en Nessebar dentro del centro histórico y fuera de él.

Que ver en Nessebar dentro del centro histórico

Hay varios tickets combinados para poder acceder a los lugares que ver en Nessebar dentro del centro histórico, que incluyen los museos e iglesias. Los tickets combinados parten desde 8 levas, y si se quiere visitar todas las atracciones el precio es de 20 levas. La totalidad de las atracciones incluyen el Museo Arqueológico, el museo Etnográfico y las iglesias Saint Spass, San Esteban, Cristo Pantocrator, Saint Paraskeva y San Juan Bautista.

Te compartimos el mapa con las principales lugares que ver en el centro histórico de Nessebar:

1) Museo Arqueológico

Cuando llegás a Nessebar lo primero que verás son las antiguas murallas de la vieja ciudad, la entrada a la misma y, a la derecha, el Museo Arqueológico. Se trata de un edificio moderno en el que se exponen muchos de los objetos encontrados en excavaciones realizás en la ciudad, que datan en su gran mayoría de cuando Nessebar era Mesambría, alrededor del siglo I d.C. Recorrer el interior puede llegar a tomas unas dos horas aproximadamente.

2) Museo Etnográfico

Este pequeño museo funciona en una antigua casa del siglo XIX y consta de tres salas con muestras, donde se recorre la historia de Nessebar y la influencia turca sobre la ciudad. El recorrido puede llevar una media hora como máximo. Lo interesante, más allá de la información histórica del lugar, es recorrer los antiguos dormitorios y el salón de la casa, que cuenta con el mobiliario original.

Precio de la entrada al Museo Etnográfico, sin la entrada combinada: 3 levas.

3) Iglesia de San Esteban

Recorrer el centro histórico de Nessebar es encontrarse con gran cantidad de iglesias. Una de ellas es la de San Esteban, construida durante el siglo XI con ladrillo y piedra. Tiene en su construcción característicos rasgos de la arquitectura bizantina, aunque su tesoro radica en los preciosos frescos que se conservan en su interior.

Precio de la entrada a la iglesia de San Esteban, sin la entrada combinada: 6 levas.

4) Iglesia de Santa Sofía

De todas las iglesias que ver en Nessebar, la de Santa Sofía es la única de acceso gratuito. Su origen data del siglo V y formó parte de la estructura central de la antigua ciudad. Actualmente se encuentra en ruinas, aunque lo mejor del lugar se sentarse en la terraza del bar contiguo y beber algo con las ruinas de fondo.

5) Iglesia de Cristo Pantocrator

Ubicada en la plaza central del centro histórico, para nosotros es la iglesia más linda de Nessebar. De origen bizantino y construida a comienzos del siglo XIV, se encuentra en muy buen estado de conservación por fuera, con las diferentes tonalidades de la piedra que le dan un colorido especial.

En su interior, se encuentran exhibiciones que cuentan la historia de Nessebar y Bulgaria. Para acceder al lugar, hay que obtener el ticket individual o el combinado.

6) Iglesia de San Juan Bautista

Es de las iglesias más pequeñas del centro histórico de Nessebar. Construida en el siglo X en piedra, guarda en su interior algunos frescos. Vale la pena sacar fotos con el paisaje de la iglesias y las calles empedradas del centro histórico de fondo.

7) Iglesia de la Santa Madre Eleusa

Ubicada en uno de los extremos de la península de Nessebar, de esta iglesia construida en el siglo VI y que formaba parte de un complejo monástico, solo quedan algunas ruinas. Lo mejor del lugar es sentarse en el bar-restaurante que se encuentra al lado de las ruinas y contemplar la torre cilíndrica, el mar y de fondo Sunny Beach.

8) Iglesia Santo Paraskeva

Otra de las iglesias que uno se encuentra en el centro histórico de Nessebar. Construida en el siglo XIII con ladrillos y bloques de piedra, está decorada con cerámica. En su interior se exhiben frescos bien conservados.

9) Iglesia del Sagrado Salvador (Sveti Spas)

Es una pequeña iglesia de piedra bien conservada. No es de las más bonitas del centro histórico, aunque por dentro destacan los frescos del siglo XVII. Para nosotros vale la pena solo si se paga el ticket combinado que incluye los siete sitios de pago en el centro histórico.

10) Caminar por las calles empedradas del centro histórico

Más allá de las iglesias bizantinas y los museos, caminar por las pequeñas calles empedradas del centro histórico de Nessebar es una de los cosas que hay que hacer. En el recorrido te encontrarás con casas antiguas restauradas cuyos frentes están pintados con colores vivos, muchas tiendas de recuerdos, restaurantes y el mar como protagonista a cada rato.

Hay que hacer una pausa en el recorrido para sentarse a comer o beber algo en la terraza de algún restaurante con vistas al mar.

Disfrutá de un crucero por la bahía de Nessebar reservando desde aquí.

11) El Molino de Viento

Casi en la entrada al centro histórico de Nessebar, a un costado de la carretera que se encuentra sobre el istmo artificial que une la ciudad al continente, se encuentra un curioso molino de madera que constituye uno de los símbolos de la ciudad. Tal es así, que lo verás en postales y en forma de pequeño recuerdos en las tiendas para llevar.

12) Estatua de San Nicolás

En honor a San Nicolás, cuidador de los marineros, se alza una estatua en la entrada al centro histórico. El santo se encuentra en lo alto de una columna con sus manos levantadas, como vigilando el mar.

Que ver en Nessebar fuera del centro histórico

Por fuera del centro histórico, la ciudad es famosa por sus playas.

13) Sunny Beach

Es una de las playa más importantes de la costa del Mar Negro de Bulgaria y que en pleno verano se encuentra llena de turistas. Cuenta con una extensión de kilometros de arena, con un mar calmo.

Es frecuentada tanto por turistas nacionales y extranjeros, sobre todo jóvenes que vienen de fiesta a la ciudad. En el lugar se concentra una gran oferta hotelera, gran cantidad de restaurantes, bares y discotecas para pasarla bien.

14) Rich Beach

Una alternativa mucho más tranquila que Sunny Beach. Es una pequeña playa de arena que cuenta con tumbonas y pequeños lugares para comer. El ambiente es más familiar. Se encuentra a dos kilómetros al sur de Nessebar, camino a Ravda.

¿Dónde alojarse en Nessebar?

Hay muchas opciones para alojarse en Nessebar. Una es hacerlo en la zona de Sunny Beach, unos cuatro kilómetros al norte del centro histórico de Nessebar, otra es en el mismo centro histórico, y la tercera es al sur de la ciudad, donde el ambiente es más tranquilo y las playas más familiares.

Les dejamos una recomendación por cada uno de estas zonas que hablamos en el párrafo anterior:

  • Boutique Hotel St. Stefan: en el centro histórico de Nessebar, tiene habitaciones con vistas al mar, sauna. En un excelente sitio para descansar después de recorrer la zona.
  • Elizabeth Dy Boutique Hotel: a 15 minutos andando al centro histórico y a metros de la playa, goza de mucha tranquilidad. Está rodeado de un amplio jardín con zona de juegos para chicos.
  • Planeta Hotel & Aquapar: en Sunny Beach, es un complejo all inclusive a metros de la playa con piscina al aire libre, actividades recreativas y mucho confort.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en Nessebar.

Cómo llegar a Nessebar

Se puede llegar a Nessebar en bus, minivan o coche solamente. Tanto en tren como en avión, hay que arribar a la ciudad de Burgas y desde ahí hacer los 35 km que separan la ciudad con Nessebar en bus o minivan.

¡Compra tu pase Interrail y Eurail! Este pase es un billete de tren con el que puedes viajar en casi todos los trenes de Europa. Con él tienes acceso a 40 compañías ferroviarias y de ferris en 33 países. Libertad absoluta para descubrir Europa a tu ritmo.

En avión, hay muchas conexiones con la capital búlgara y otras ciudades europeas.

Buscá los vuelos más baratos para viajar a Burgas.

Si viajas desde Sofía o Plovdiv, existe una autopista que conecta estas dos ciudades con Burgas, por lo que el trayecto es de 4 horas máximo desde la capital búlgara, a lo que hay que sumarle media hora más desde Burgas a Nessebar

Buscá coches de alquiler para viajar a Nessebar.

Guardáte el artículo en Pinterest para volver a leerlo más tarde

¡Seguí nuestros tableros viajeros en Pinterest!

¿Te gusto nuestro artículo sobre que ver en Nessebar? Dejanos tu comentario y compartilo en tus redes sociales.

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Flor

¡Hola, soy Flor! Podría decir que el gran cambio vino de la mano de un viaje largo, unos 14 meses por Europa y Asia en el que hice clic. Colgué mi super traje de contadora pública (no más zapatos de tacón ni maquillaje) y salió a la luz un universo de cosas de las que era capaz: descubrir lugares recónditos, escribir sobre viajes y dedicarme a ello, hacer lindas fotografías, dibujar, pintar, coser, cocinar rico y ser madre, con toda la paciencia y amor que esta tarea requiere.

Ver el archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.