Categorías
Portugal

Que VER en OPORTO en 2 o 3 días

Vamos a descubrir qué ver en Oporto en 2 o 3 días, 10 lugares espectaculares de esta importante ciudad portuaria sobre el río Duero, a pocos kilómetros de la desembocadura del río en el océano Atlántico.

Famosa por sus vinos dulces, sus edificios de azulejos de colores y su espectacular ribeira para caminar. Merece dedicarle un par de días para ver todas las atracciones que ver en Oporto, y en caso de tener más tiempo, es una punto de partida ideal para conocer algunos otros pueblos del norte portugués.

Unos días preciosos nos tocaron en nuestro viaje a Oporto y los hemos aprovechado lo mejor que pudimos. Caminamos y caminamos sin parar. No es una zona fácil para esta actividad, la mayoría de las calles están empedradas y hay subidas y bajadas prominentes y cansadoras. La buena noticia es que tiene un buen sistema de metro y tranvía para salvar distancias, y algún funicular para salvar alturas. Han intentado ponérselo cómodo al turista.

Nuestra zona favorita para recorrer Oporto fue la del río Duero, que divide la ciudad en dos partes: la rivera norte donde está el centro urbano y la rivera sur donde está Vila Nova de Gaia.El río desemboca en el Océano Atlántico a sólo un par de kilómetros de allí.

Si contás con varios días para visitar Oporto, te recomendamos que realices una excursión en español por la región del Duero.

El casco antiguo también tiene su encanto. Es una zona de casas residenciales en las plantas altas y comercios en la parte baja que tienen un aspecto de dejadez y descuido, que por momentos no se sabe si está habitado o no, pero con la gran sospecha de que está todo en abandono. Así y todo, y a pesar de la gran cantidad de gente que había por tratarse de un finde largo en la península, no notamos que sea una ciudad sucia.

Qué ver en Oporto en 2 o 3 días – actualizado 2021

Si vas a viajar a Oporto, tenés que saber que hay free tours en español que podés realizar. Es de las mejores maneras de recorrer la ciudad.

Reserva aquí tu free tour en español por Oporto.

También considera hacerte con la Porto Card, con entradas gratuitas a distintos puntos turísticos y transporte, además de descuentos.

1. Río Duero, la rivera de ambos lados, el Puente de Luis I y los miradores espectaculares

Dividiendo dos grandes ciudades y desembocando directamente en el Atlántico va serpenteando el Río Duero. Es el imperdible de Oporto y Vila Nova de Gaia: recorrer las orillas de ambas ciudades, atravesar el mítico Puente de Luis I y para más belleza, ver todo su esplendor desde alguno de los miradores (los mejores, a nuestro gusto, están desde Gaia).

Entonces, para ubicarnos mejor, la rivera norte del río es donde está el casco histórico de Oporto y la rivera sur es donde está Vila Nova da Gaia y las bodegas.

1.a) Rivera norte

En la rivera norte hay cualquier cantidad de restaurantes y barcitos donde poder sentarse a disfrutar de la movida turística y de la vida de los portugueses, porque allí mismo, si uno mira para arriba, puede encontrarse con coloridos edificios con ropa colgando donde viven los locales. La fotogénica Plaza de la Rivera es el centro neurálgico de esta movida. Desde allí, se puede observar el precioso Puente de Luis I, el cual se puede cruzar por arriba o por abajo hacia Vila Nova de Gaia. Sin dudas, de los lugares más concurridos que ver en Oporto.

1.b) Puente de Luis I

El Puente de Luis I es del año 1886 y uno de los emblemas de Oporto. Hay dos formas de cruzarlo, porque tiene dos bandejas o dos caminos, uno arriba del otro. Por arriba, viniendo desde la Catedral Sé o desde la Estación de São Bento, o por abajo, si uno viene caminando por la rivera. Los peatones lo pueden cruzar por cualquiera de los dos sitios, pero por arriba sólo cruza el tranvía eléctrico y por abajo los coches y buses.

En un día de calor como nos tocó a nosotros, se pueden ver a adolescentes caminando por las «barandas» del puente y lanzándose al río ante la mirada y cámaras atónitas de los turistas.

También vale la pena visitarlo de noche: ¡impresionante! Sin duda uno de los musts que hay que ver en Oporto.

1.c) Miradores de Vila Nova de Gaia

Cruzando el Puente de Luis I por arriba, se llega a la parte alta de Vila Nova de Gaia desde donde se tiene acceso al teleférico que puede bajarte hasta la zona de bodegas y también al mirador de la Iglesia y Monasterio de Serra do Pilar, que datan del siglo XVI y tras haber cumplido sus funciones durante varios siglos, entre 1828 y 1834 estuvo ocupada por los liberales durante la Guerra Civil Portuguesa, dejándola luego en abandono. Ahora se encuentra dentro de los monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por Unesco.

Mira el resto de Patrimonios de la Humanidad que hemos visitado.

Ya sea desde el mismo puente, desde la entrada al teleférico como desde la iglesia, las vistas que se tienen a Oporto son impresionantes y bien merece la pena dedicarle unos cuantos minutos a sacar fotos y a simplemente contemplar.

1.d) Rivera sur

En la rivera sur del río Duero se encuentran las bodegas de vino además que desde allí se puede ver la vista al otro lado del río. Caminemos por su orilla sacando alguna fotito. De las bodegas y el vino hablaremos más adelante.

2. Catedral de Oporto o Sé do Porto

Se la conoce coloquialmente como Catedral Sé pero en realidad es como estar diciendo «iglesia iglesia». La Catedral de Oporto es la más importante y antigua de la ciudad. Se empezó a construir a comienzos del siglo XII y durante los siglos siguientes ha sufrido diversas modificaciones en cuanto a ampliaciones y cambios de estilo, pero en general se mantiene austera y sencilla, aunque imponente en tamaño. Lo que no hay que perderse de una visita a esta catedral son el altar mayor y el claustro, a éste último se accede pagando aparte.

Pero nosotros, además, teníamos otro motivo más práctico para visitar la Catedral de Oporto: teníamos que buscar allí la credencial para realizar el Camino de Santiago Portugués por la Costa. Si bien comienza en Lisboa, lo más popular es comenzarlo en Oporto o ya en la frontera entre Portugal y España (como hemos hecho nosotros).

Si querés saber cómo hacer el Camino de Santiago Portugués por la Costa, leé acá.

3. Estación de trenes de São Bento

¿Una estación de trenes como una de los lugares que ver en Oporto? Pues sí, el hall de entrada de la estación de São Bento con sus paredes decoradas con delicados azulejos pintados de azul, que representan batallas o escenas de la vida portuguesa, son una delicia. Se estima que hay unos 20.000 azulejos, así que podrán imaginarse la importancia. El edificio por fuera tampoco tiene nada que envidiar, es impresionante, sobre todo con la Iglesia de los Congregados de fondo.

4. Torre de los Clérigos

La Torre de los Clérigos se encuentra en la parte alta del casco antiguo de Oporto y por ello puede verse desde muchos puntos o miradores de la ciudad.

Se trata de una torre de estilo barroco de unos 75 mts de altura que forma parte de una iglesia pequeñita, o al menos eso parece al lado de semejante torre. Tiene 6 pisos, escaleras en caracol y se puede subir previo pago de 3 €. La entrada a la iglesia es gratuita.

5. Iglesias y capillas de Oporto

Al menos un 84% de los portugueses son católicos y eso se nota en cada ciudad que se visita: capillas, iglesias, catedrales, monasterios por doquier. Muchas de ellas tienen una característica que las identifica del resto de iglesias europeas: el azulejo. Ya hemos mencionado la Catedral, el monasterio e iglesia que hay en el mirador de Pilar do Serra, la iglesia de los Congregados y la Iglesia de los Clérigos ¡y recién estamos en el punto 5! Comentaremos brevemente algunas de las iglesias que tenés que ver en Oporto para que tu visita sea completa:

  • Iglesia de San Francisco: es una iglesia convento, esta vez sin azulejos por fuera, pero muy recargada y ostentosa por dentro. Ofició de convento y tiene en su subsuelo unas catacumbas que son visitables.
  • Iglesia de San Ildefonso: se encuentra a los pies de la Plaza de la Batalha, donde se termina la Rúa de Santa Catarina. Fue reconstruida a mediados del siglo XVIII y los azulejos de su fachada recrean escenas de la vida de San Ildefonso.
  • Capilla de las Almas: en cada una de mis visitas a Oporto nos ha dado la bienvenida, y es que en esta zona hay muchos hoteles. A la salida del metro Bolhao, se encuentra este templo neoclásico de finales del siglo XVIII. Su fachada está recubierta totalmente por azulejos, quienes representan escenas de la vida de San Francisco de Asís y de Santa Catarina.
Para conocer a fondo sobre la historia de Oporto, podés reservar este tour en español de los exploradores invictos.

6. Mercado de Bolhão

En este mercado es donde los locales se abastecen de mercadería fresca y por tanto, la mayoría de la acción transcurre temprano en la mañana y el resto del día permanece cerrado. Por dentro los vendedores se distribuyen en dos plantas y por secciones (pescadería, verdulería, fruterías, etc). Es un edificio de estilo neoclásico que ocupa una manzana completa y tiene acceso por sus cuatro laterales. Algo muy curioso que ver en Oporto.

7. Vinos de Oporto y bodegas que visitar

Del lado de Vila Nova de Gaia y al lado del río Duero se encuentran la mayoría de las bodegas de vino de Oporto, de fama mundial, muchas de ellas en manos de familias inglesas. La zona vitivinícola donde se siembra la uva con la que se realizarán los vinos se encuentran cerca de la ciudad en el valle del Duero. Antes, las uvas se trasladaban en los rabelos, barcas tradicionales que navegaban por el río Duero hasta llegar a la bodega. Sobre el río, se pueden ver algunas de ellas amarradas al muelle como exposición.

Cruceros por el río Duero hay muchos, pero que te lleven en un rabelo tradicional, pocos. ¡Reservalo acá y viví una experiencia única!

Con Juan no entramos a ninguna de las bodegas en esta ocasión como para hacer una visita, preferimos sentarnos en la terraza de una de ellas a degustar alguno de sus vinos. Por lo que vimos, las entradas para visitarlas están desde 10 euros dependiendo de la popularidad de la bodega. Si se van a realizar otras actividades en Oporto, estén atentos porque muchas veces al contratar una actividad te regalan una entrada en una de ellas, por ejemplo, al comprar un paseo por el río o un paseo en el tranvía turístico.

Mira en el blog Viaje de mi Vida su experiencia haciendo un crucero por la región del Duero.

8. El mirador del Palacio de Cristal y sus jardines

Nos alejamos un poco del centro histórico de Oporto para conocer el Palacio de Cristal y ver qué nos ofrecía su mirador. Si bien los jardines son agradables y lindos para estar un rato descansando por allí, el Palacio de Cristal no se asimila a nada de lo que nos imaginábamos, amén que de «cristal» poco, que estaba bastante descuidado y en abandono. Luego nos enteramos que el palacio había sido derribado a mediados del siglo pasado y que en su lugar se construyó este pabellón redondo donde se celebran todo tipo de espectáculos deportivos y de ocio.

Desde el mirador se tienen dos vistas: unas muy chula del río y las bodegas y otras del río Duero desembocando en el océano Atlántico tras el moderno puente de Arrábida.

9. Las playas de Oporto

En nuestra visita con Juan era verano y podríamos haber aprovechado a hacer un poco de playa, pero decidimos hacer un paseo más citadino. Dejaríamos nuestra cita con el Atlántico para más adelante.

En mi visita anterior con María, nos tomamos el tranvía turístico y nos acercamos a la Playa de Matosinhos, de arena, amplia y con varios chiringuitos costeros. Allí se respira un aire relajado, ideal para tomar un poco el sol incluso fuera de temporada.

10. Caminar por la ciudad de Oporto

Y por último, hay que dejarse seducir por la arquitectura de la ciudad, por sus edificios de gobierno, sus diversas iglesias, sus plazas y mercados.

La Rúa de Santa Catarina es una calle larga, que es más famosa en las 3 o 4 cuadras que son peatonales. Allí se concentran tiendas de ropa y recuerdos, cafés y restaurantes, entre ellos, uno de los más míticos es el Majestic Café, al mejor estilo «belle époque». La decoración «art nouveau» en su interior es exquisita, con mármoles, espejos, preciosas arañas colgando, esculturas esculpidas en la pared y madera tallada. Aunque dentro se está un poco apretado porque, a pesar de sus elevados precios, nadie se quiere perder de uno de los mejores lugares que visitar en Oporto.

Otro imperdible que ver en Oporto es la tradicional Librería Lello, ubicada en la rua das Carmelitas 144, muy cerquita de la Torre de los Clérigos. Es de las librerías más bonitas del mundo, no porque lo diga yo, sino que siemre aparece entre las primeras 3 posiciones en libros y blogs especializados en viajes. Además, ha inspirado a J.K.Rowling para incluir las escaleras principales de la librería en la escuela de magia de Hogwarts. Y es que la autora de la saga Harry Potter estuvo unos meses viviendo en la ciudad.

¿Fan de Harry Potter? ¡Tenés que viajar a Edimburgo!.

Datos prácticos para tu viaje a Oporto

Resumen de qué ver en Oporto en 2 o 3 días

1. Río Duero, la rivera de ambos lados, el Puente de Luis I y los miradores espectaculares
2. Catedral de Oporto o Sé do Porto
3. Estación de trenes de São Bento
4. Torre de los Clérigos
5. Iglesias y capillas de Oporto
6. Mercado de Bolhão
7. Vinos de Oporto y bodegas que visitar
8. El mirador del Palacio de Cristal y sus jardines
9. Las playas de Oporto
10. Caminar por la ciudad: la peatonal de Santa Catarina, el Café Majestic y la librería Lello.

Si tienes más días en Oporto, puedes recorrer algunas de las ciudades de los alrededores como Guimarães, Braga o Aveiro. Nosotros elegimos Guimarães.

En el blog de Viaje de mi Vida tenés más recomendaciones en Oporto.

Escapada de un día con todo lo que hay que ver en Guimaraes.

Platos típicos que hay que comer en Oporto

La oferta culinaria en Oporto es amplia, yendo desde comidas al alcance del bolsillo de cualquiera como platos más elaborados.

La estrella es el bacalao en muchas de sus variantes de cocción: a las brasas, en cazuela, en bollitos, etc. Pero también las sardinas y otros pescados de río y mar.

Pero nosotros ahondamos en la francesinha que es un sandwich de pan lactal relleno con salchichas cortadas en trozo (aunque también a veces le incluyen carne o chorizo o bacon), bañada en queso y con una salsa picantona (a mí que no me gusta el picante para nada, me gustó). Y otra variante es que le agregan un huevo frito arriba (con esto, andá preparando el testamento que es para explotar al instante).

Disfrutá de un espectáculo de fado en Casa da Guitarra reservando tu entrada acá.

Los mejores hoteles donde dormir en Oporto

Hay mucha oferta hotelera en Oporto y aunque lo mejor es quedarse cerca del casco histórico, la ciudad tiene un buen sistema de metro y tranvía, por lo que si está cerca de alguna estación mejor. Las habitaciones dobles se pueden conseguir desde 30 € aproximadamente, con baño privado y comodidades básicas y mínimas, de allí para arriba en función de lo que uno busque. Tres opciones que recomendamos:

  • The Passenger Hostel: ideal para mochileros y parejas jóvenes, es un hostel moderno y con unas instalaciones fantásticas que funciona en el interior de la estación de trenes de São Bento.
  • InPatio Guest House: en medio del centro histórico y cercano a la orilla del río es un hotel con instalaciones modernas, habitaciones con detalles elegantes y un excelente desayuno.
  • The House of Sandeman: del lado de Vila Nova de Gaia y muy cercano a las principales bodegas, el hotel ofrece vistas al centro histórico de Oporto desde la habitación, un bar restaurante y desayuno buffet.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en Oporto.

La mejor forma para llegar a Oporto

Desde España uno puede ir en bus o coche, pero también tiene aeropuerto internacional. Desde Madrid, nosotros volamos con Ryanair y conseguimos el pasaje de ida a 54 euros (27 euros cada uno). Como de allí nos íbamos para Galicia, no compramos ida y vuelta, pero como verán los precios son muy accesibles si se consigue una buena oferta. Podés buscar vuelos baratos para viajar a Oporto acá.

Cómo ir desde el aeropuerto de Oporto al centro de la ciudad

Hay un tren o metro que comunica el aeropuerto de Oporto con el centro de la ciudad. Por apurados cometimos un error a la hora de sacar los tickets, así que atención. Hay que sacar un ticket por persona, cuando se le suma viajes a un ticket no se le suman viajes para cualquier persona sino para el portador del billete.

Entonces, por cada persona que esté en una máquina expendedoras, hay que hacer una transacción, cosa que lo hace muy largo y tedioso, pero así son las reglas. El pasaje cuesta 1,85 euros si tenés ya la tarjeta o cartón de viaje y la recargás, sino te cuesta unos 50 céntimos más, no reembolsable.

Cuando hay mucha gente para sacar los billetes en las máquinas del aeropuerto los guardias suelen regalar estas tarjetas de recarga.

¡Compra tu pase Interrail y Eurail! Este pase es un billete de tren con el que puedes viajar en casi todos los trenes de Europa. Con él tienes acceso a 40 compañías ferroviarias y de ferris en 33 países. Libertad absoluta para descubrir Europa a tu ritmo.

Guardáte el artículo en Pinterest para volver a leerlo más tarde

¡Nos encanta Oporto! ¡Hay tanto por ver! ¿Alguna sugerencia más? ¿Alguna duda?

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Flor

¡Hola, soy Flor! Podría decir que el gran cambio vino de la mano de un viaje largo, unos 14 meses por Europa y Asia en el que hice clic. Colgué mi super traje de contadora pública (no más zapatos de tacón ni maquillaje) y salió a la luz un universo de cosas de las que era capaz: descubrir lugares recónditos, escribir sobre viajes y dedicarme a ello, hacer lindas fotografías, dibujar, pintar, coser, cocinar rico y ser madre, con toda la paciencia y amor que esta tarea requiere.

Ver el archivo

2 respuestas a «Que VER en OPORTO en 2 o 3 días»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.