Categorías
Argentina

RUTA del ADOBE en CATAMARCA, un viaje en el tiempo

Visita la Ruta del Adobe en Catamarca, por la RN60 entre Fiambalá y Tinogasta; construcciones de adobe muy típicas de la zona debido al clima.

Visita la Ruta del Adobe en Catamarca, por la RN60 entre Fiambalá y Tinogasta; construcciones de adobe muy típicas de la zona debido al clima tan particular de la provincia.

La Ruta del Adobe es un recorrido por antiguas edificaciones coloniales hechas de este material entre la localidad de Tinogasta y Fiambalá, sobre el valle de Abaucán.

¿Viajando por la zona? Echa un ojo al resto de cosas que ver en Fiambalá y alrededores.

El adobe fue un material muy utilizado para las construcciones años atrás, debido a que es un aislante térmico tanto para las altas temperaturas del verano como para las bajo cero en invierno.

Al recorrer la ruta 60 entre Tinogasta y Fiambalá, hay varias paradas para hacer y conocer las principales atracciones de la ruta del Adobe.

Mapa – Ruta del Adobe en Catamarca

En los folletos turísticos, encontrarán que hay algunas paradas más de las que hemos hecho nosotros. Estas son las más conocidas o en las que mejor estado se encuentran:

Nuestra visita a la Ruta del Adobe formó parte de un viaje de 3 meses por el centro y norte de Argentina que se resume acá: Matetrip Argentina.

1. Hotel Casagrande en Tinogasta

En la localidad de Tinogasta, a dos cuadras de la plaza principal, se encontraba un antiguo fuerte militar del siglo XIX, en donde actualmente funciona el Hotel Casagrande.

Es una de las construcciones de adobe mejor conservadas, de hecho puedes alojarte en el hotel y contemplar toda la construcción por completo.

¿Querés dormir en Casagrande Hotel de Adobe? Puedes reservar desde aquí.

2. Oratorio de los Orquera

Sobre la localidad de El Puesto, a unos 15 kms desde Tinogasta rumbo a Fiambalá, se encuentra la pequeña capilla del siglo XVIII que era propiedad de los Orquera.

El color del adobe junto con las vigas de algarrobo y las imagen en el interior de Nuestra Señora del Rosario, hacen del lugar algo muy pintoresco. Para ingresar a la pequeña capilla hay que pedir al hombre encargado de la despensa que se encuentra al lado que les abra.

3. Iglesia de Andacollo

De las edificaciones hechas en adobe es una de las mejores conservadas debido a que fue restaurada hace pocos años.

La Iglesia de Andacollo es del siglo XIX y se construyó en estilo neoclásico. Se hallaba sobre el antiguo pueblo de La Falda, hoy ya inexistente. Actualmente se encuentra «solitaria» a la vera de un arroyo y con las montañas de fondo. Es de los lugares que más nos gustó en la ruta del Adobe.

4. Mayorazgo e Iglesia Nra Sra del Rosario en Anillaco

Continuando por la ruta 60 rumbo a Fiambalá y luego de un desvío se llega al pueblo de Anillaco. Aquí se encontraba el antiguo Mayorazgo junto con la iglesia de Nuestra Señora del Rosario.

El Mayorazgo data de fines del siglo XVII y funcionaba como casona principal en un entorno dedicado al engorde de animales. Lamentablemente, se encuentra casi totalmente destruida.

Casi al lado la iglesia Nuestra Señora del Rosario si ha sido reconstruida por dentro. Es la iglesia más antigua de Catamarca y fue construida en 1712. Su retablo hecho en barro es una de las joyas de la ruta del Adobe.

5. Iglesia de San Pedro y Comandancia de Armas de Fiambalá

Sobre el acceso a la ciudad de Fiambalá, la iglesia de San Pedro es otro de los atractivos que ver en Fiambalá y alrededores.

Construida a fines del siglo XVIII, guarda su color blanco impoluto de la pintura con cal. Entre sus características se puede mencionar el techo con cañas, vigas de algarrobo y barro, y el retablo de adobe con la imagen de San Pedro traído desde Cuzco. Las paredes de adobe de la iglesia tienen más de un metro de espesor.

Junto a la iglesia de San Pedro, la Comandancia de Armas es el último punto en la ruta del Adobe.

Su techo conformado por vigas de madera, cañas y barro junto a las paredes de adobe hacen del lugar algo muy pintoresco.

Yapa en la Ruta del Adobe en Catamarca: Las Ruinas de Watungasta

Otros de los lugares que ver en la Ruta del Adobe son las RUinas de Watungasta, aunque no guarda relación histórica con el resto de construcciones debido a que son épocas distintas. Estas ruinas (que también utilizaron el adobe para sus edificaciones) son de un asentamiento prehispánico de más de 1000 años de antigüedad que se extinguió prácticamente a mediados del siglo XVII.

Las ruinas se encuentran al costado de la ruta 60, muy cerca de Anillaco, y apenas se perciben desde la ruta, casi que sus colores se funden con los de la montaña. Igualmente se puede dejar el coche sobre la ruta y caminar los 100 metros hasta la entrada de las ruinas para verlo más de cerca.

Datos prácticos para tu viaje por la Ruta del Adobe en Catamarca

– Recomendaciones generales sobre el clima en Catamarca

El clima en esta zona es seco y hay gran amplitud térmica (mucha diferencia entre el día y la noche) por lo que durante el día se recomienda ropa liviana y protegerse del sol y durante la noche, ropa abrigada.

– Donde dormir en la Ruta del Adobe

Para hacer la Ruta del Adobe en Catamarca, lo mejor es alojarse en Fiambalá o en Tinogasta dado que la mayoría de las construcciones de este material se encuentra entre estas dos ciudades.

– Cómo hacer la Ruta del Adobe en Catamarca

Por otro lado, no resulta cómodo hacer la ruta en transporte público debido a que no hay frecuencia suficiente de autobuses para verlo todo. Lo mejor es alquilar un coche o hacer algún tour de una agencia.

¡Guardate este artículo en Pinterest!

¡Seguí nuestros tableros viajeros en Pinterest!

A nosotros nos ha encantado el recorrido por la Ruta del Adobe en Catamarca y esperamos que a ti también. ¡Déjanos un comentario!

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Flor

¡Hola, soy Flor! Podría decir que el gran cambio vino de la mano de un viaje largo, unos 14 meses por Europa y Asia en el que hice clic. Colgué mi super traje de contadora pública (no más zapatos de tacón ni maquillaje) y salió a la luz un universo de cosas de las que era capaz: descubrir lugares recónditos, escribir sobre viajes y dedicarme a ello, hacer lindas fotografías, dibujar, pintar, coser, cocinar rico y ser madre, con toda la paciencia y amor que esta tarea requiere.

Ver el archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.