Categorías
Italia Vaticano

VISITAR el VATICANO: el museo y Basílica de San Pedro

Uno de los planes obligados para hacer en Roma es visitar el Vaticano. Si bien el ingreso a la plaza de San Pedro y la Catedral es gratuito, hay que armarse de paciencia si se quiere visitar el Museo del Vaticano, debido a la gran afluencia de público.

Visitar el Vaticano

1) Museo del Vaticano

El museo del Vaticano es una joya en sí misma. Obras de arte pintadas por reconocidos artistas en diferentes siglos, techos revestidos de oro y metales preciosos, y lo mejor del recorrido, la famosa Capilla Sixtina con la famosa obra de Miguel Angel.

Si vas a visitar el Vaticano, ¡combiná y ahorrá! A la visita guiada por el Coliseo Romano, le sumamos una visita guiada por el Vaticano (Museos, Capilla Sixtina y Basílica de San Pedro), también con las entradas a los Museos Vaticanos incluida.

Horario del Museo del Vaticano

– De lunes a sábado: el horario es de 9 a 18 hs. (el último acceso es a las 16 hs)
– El último domingo del mes: el horario es de 9 a 14 hs. (el último acceso es a las 12:30 hs)

Precio para entrar al Museo del Vaticano

El precio para adultos es de 17 euros (actualizado 2021). Las personas entre 6 a 18 años pagan la entrada reducida que es de 8 euros, y los menores de seis años ingresan gratis. Los estudiantes menores de 25 años pagan la entrada reducida.

Si quieres evitar la larga fila de espera para adquirir el ticket, puedes hacer la reserva on line en el sitio oficial del Museo del Vaticano, pagando 4 euros más al precio oficial de entrada. De todas maneras, esto no te eximirá de hacer la larga fila de personas que tienen la reserva del ticket para ingresar al museo.

Nosotros estuvimos esperando unas dos horas para entrar. Una vez dentro, no te esperes pasear con total tranquilidad debido a la gran cantidad de personas que lo visitan.

Al final, es medio una pena estar en un sitio tan abarrotado de gente, donde las obras no se pueden ver con calma ni saber qué estás viendo, pero no sólo porque la horda de turistas te va llevando en ganado, sino que también los guardias te alientan a que sigas y no puedas pasar más de medio minuto en cada estancia. Y bueno, también si uno se queda más de 2 minutos en cada lugar, la visita puede llevar más de 5 horas.

La Capilla Sixtina, una de las atracciones para visitar en el Vaticano

Nosotros decidimos avanzar por las mil y unas salas que tiene infinidad de obras que no me quiero imaginar lo que valen, hasta finalmente llegar a la Capilla Sixtina. Como no podía ser de otra forma, el lugar es impresionante, lleno de detalles, color (por la última restauración que tuvo) y llena de gente también. En el lugar no está permitido sacar fotos para preservar las pinturas, y hay personal de seguridad controlando para que no lo hagas.

La Capilla Sixtina se llama así por una serie de refacciones que se hicieron en esta sala, ordenadas por el papa Sixto IV, pero fue el papa Julio II quien encargó a Miguel Angel el techo de la Capilla Sixtina.

Miguel Angel pintó 9 escenas de El Génesis a comienzos del siglo XVI , siendo la creación de Adan de las más impresionantes, y luego una de las paredes con el Juicio Final. Uno de los comentarios de mi hermano mientras observaba las pintura fue: «están todos desnudos» y es cierto y no es cierto. Parece ser que el papa Pío IV se ofendió con dichos frescos y mandó a otro pintor a poner hojitas o telas por delante de los desnudos, pasando a conocerse a posteriori como «el pintacalzones«

Esta capilla es famosa no sólo por esta pintura que consagró a Miguel Ángel en todo el mundo, sino también por determinados hechos importantes que allí se llevan a cabo. En este lugar se toma la decisión más importante del mundo eclesiástico: la elección del papa, el cónclave. Esta es una votación ultra secreta, de la cual se sabe sólo el resultado. Si de una chimenea que se ve desde la plaza San Pedro sale humo negro, significa que los cardenales no han llegado a una decisión, en cambio, si la fumata es blanca «habemus papam«.

2) Visitar el Vaticano, la Plaza y Basílica de San Pedro

Nuestro siguiente destino dentro de la ciudad del Vaticano era la Plaza de San Pedro, la Basílica de San Pedro y subir a la cúpula de la basílica.

De realizar esas visitas, está bueno primero subir a la cúpula, que luego la salida de la misma te deja dentro de la iglesia, así que mejor hacerlo en ese orden.

Subir a la cúpula de la Basílica de San Pedro

Sin duda es algo que vale la pena al visitar el Vaticano. Las vistas desde arriba son espectaculares ya que uno alcanza a observar todo el panorama de la Plaza de San Pedro y parte del centro histórico de Roma. La gente, desde arriba, se ve como hormiguitas yendo de un lado para el otro. Nuestra recomendación es que subas antes del atardecer, para ver el sol poniéndose por detrás, pintando a Roma de naranja.

Subir a la cúpula cuesta unos 5 euros por escalera. Hay una opción con ascensor más escalera por 2 euros más, pero realmente no merece la pena ya que de las últimas escaleras no te salvás. Y desde ya, el pasillo tanto para subir como para bajar es tan angosto, y por momentos inclinado hacia un costado, que nos hemos dado cuenta de que no somos claustrofóbicos.

Basílica de San Pedro

Y así es como, por una de las puertas que baja de la cúpula, nos colamos en la Basílica de San Pedro, lugar donde dicen que fue enterrado San Pedro en el siglo I después de Cristo. Si bien hubo alguna iglesia en el lugar que cayó en el olvido, no fue hasta el siglo XVI que se tomaron en serio la construcción de esta iglesia espectacular, donde trabajaron muchos de los artistas consagrados de la época, entre ellos Miguel Angel y Rafael.

Así es como se puede observar La Piedad de Miguel Angel, al comienzo a la derecha. En el centro, por delante del altar y justo debajo de la bóveda, se encuentra una especie de altar de bronce que es el lugar donde San Pedro se encuentra enterrado, siendo el Papa el único que puede acceder a la misma. La grandiosa cúpula es obra de Miguel Angel.

No te pierdas ningún detalle con esta visita guiada por la Basílica de San Pedro y reserva.

Plaza de San Pedro

Ya para lo último recomendamos dejar la visita a la plaza de San Pedro, donde no hay que hacer fila para entrar. Allí nos pusimos, en el centro de la plaza redonda, para que los brazos de la iglesia nos abracen y nos dé una bendición para el resto de nuestro camino.

Si vas a estar en Roma, no te pierdas detalle haciendo una de estas excursiones:
visita guiada por el Coliseo, el Palatino y el Foro Romano, con entradas incluidas para evitar las interminables colas.
FREE TOUR en español. ¡Apuntáte y reservá tu plaza!

Datos prácticos para visitar el Vaticano

¿Cómo ir al Vaticano?

La ciudad del Vaticano se encuentra dentro de la ciudad de Roma, por lo tanto, yendo a esta importante ciudad se llega a la ciudad eclesiástica. Por otro lado, dentro de Roma, para trasladarse lo más normal es tomar la línea roja de metro y bajarse en la estación Ottaviano – S.Pietro – Musei Vaticani.

De allí se camina por la calle recto (está bien señalizado) y salís a la plaza de San pedro. Si lo primero que quieres hacer es ir al Museo del Vaticano, lo mejor es girar a la derecha en alguna de las calles, o apenas llegas a la muralla bordearla en dirección a la derecha, para llegar hasta la puerta del museo (o mejor dicho al último en la fila de dos horas para entrar).

¿Dónde dormir cerca del Vaticano?

Dentro del Vaticano no hay alojamientos, pero sí hay numerosas opciones en los alrededores. De lo contrario, la otra alternativa es dormir del otro lado del río Tiber en el centro de Roma.

Si quieres dormir cerca del Vaticano, te recomendamos las siguientes opciones:

  • Relais Vatican View: instalaciones modernas y elegantes a metros del Vaticano. Tiene una terraza en la azotea con vistas panorámicas a la basílica de San Pedro.
  • Atlante Garden Hotel: un alojamiento cuatro estrellas cerca del metro y el Vaticano. Habitaciones muy bien decoradas, confortables y con muebles clásicos. En la azotea tiene un restaurante con vistas.
  • Hotel Museum: a solo 50 metros del acceso al Museo del Vaticano. El hotel está decorado con obras de arte y esculturas. Excelente desayuno y muy buena relación calidad-precio.

¿Querés buscar otras opciones? Encuentra acá el mejor alojamiento en Roma.

¿Cómo llegar a Roma?

Hay muchas aerolíneas low cost que vuelan desde España y otros aeropuertos de Europa. Encontrá vuelos baratos a Roma acá.

¡Compra tu pase Interrail y Eurail! Este pase es un billete de tren con el que puedes viajar en casi todos los trenes de Europa. Con él tienes acceso a 40 compañías ferroviarias y de ferris en 33 países. Libertad absoluta para descubrir Europa a tu ritmo.

Interrail es para quienes tengan residencia en Europa

Comprar Pase Interrail aquí

Eurail es para quienes NO tengan residencia en Europa

Comprar Pase Eurail aquí

¡Guardate este artículo en Pinterest!

¡Seguí nuestros tableros viajeros en Pinterest!

¿Te gustó nuestro artículo para visitar el Vaticano? ¡Puedes dejarnos tu comentario y estaremos felices de que lo compartas en las redes sociales!

¡Compártelo con los tuyos y déjanos un comentario más abajo!

Por Flor

¡Hola, soy Flor! Podría decir que el gran cambio vino de la mano de un viaje largo, unos 14 meses por Europa y Asia en el que hice clic. Colgué mi super traje de contadora pública (no más zapatos de tacón ni maquillaje) y salió a la luz un universo de cosas de las que era capaz: descubrir lugares recónditos, escribir sobre viajes y dedicarme a ello, hacer lindas fotografías, dibujar, pintar, coser, cocinar rico y ser madre, con toda la paciencia y amor que esta tarea requiere.

Ver el archivo

6 respuestas a «VISITAR el VATICANO: el museo y Basílica de San Pedro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.